Atrévete a Pedir Grandes Cosas a Dios


Dios te creo a ti y a mi para que le sirvamos, le alabemos y le demos la honra y la gloria. Ahora bien, acá hay algo implícito, Dios quiere verte feliz, esto ya que nadie puede alabar sino está regocijado, feliz. Dios sin lugar a duda quiere bendecirnos, no te quiere maldecir. Quiere ampliar tu territorio.

Si vamos a ver el pleno florecimiento de Su gracia, tenemos que aprender a hacer oraciones osadas. Muchas veces creemos que no debemos pedir demasiado. Nadie quiere parece avaro o egoísta. Muchos dirán “Si Dios quiere bendecirme, Él lo hará, después de todo Él es Dios.” Pero así no es. Dios espera que le pidamos. Si no estás pidiendo el favor de Dios, sus bendiciones, su aumento, no estás liberando tu fe.

Es momento del favor de Dios

En la Biblia se nos habla que Dios sabe de qué cosas tenemos necesidad antes que se las pidamos. Pero en ningún momento nos dice que no se las pidamos, estaba hablando sobretodo de las vanas repeticiones para pedir.

Hay quienes piden, pero con oraciones muy pequeñas, “Dios si sólo me das un empleo”, “un aumento pequeñito para meter a mi hijo a un mejor colegio”, “Dios si solo me ayudas a que mi matrimonio sobreviva”, “Tan solo con tener para comer estaría agradecido”.

Debemos tener cuidado con estas pequeñas oraciones. Al rato se pueden hacer realidad a tu vida.

Debemos ser mucho más osados y atrevernos a orar diferente: “Dios, no te pido sólo que satisfagas mis necesidades, sino que me bendigas tanto que pueda ser una bendición para otros.

Convierte tus oraciones en súper oraciones

“Dios, te pido que mi hijo sea poderoso en esta tierra, que sea un líder y que cumpla el destino que Tú le has dado.”

Jesús lo expresó así en Mateo 9:29 “Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.”
Lucas 7:50 “Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz.”

Jesús nos está diciendo que se hará según nuestra medida de fe. Esto significa que si pedimos poco en la oración, recibiremos poco. Pero si logras aprender a orar de forma osada, a orar en grande, a esperar mucho, a creer en grande, Dios hará cosas grandes en tu vida.

Dice la Biblia en Salmos 2:8 “Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.” Dios quiere que le pidamos grandes cosas. Pídele esos sueños ocultos sembrados en tu corazón. Pídele que restaure los vículos rotos en los miembros de tu familia y en otros seres queridos. Pídele una vida libre de enfermedades. Pídele el pleno florecimiento de tus talentos.

Cuando liberamos nuestra fe en formas poco comunes veremos que Dios hace cosas poco comunes. Atrévete a pedirle aquellas esperanzas que guardas en lo más profundo, tus mayores sueños.

No debemos de tener miedo de pedirle a Dios bendiciones poco comunes.

¿Estás orando? ¿Estás pidiendo a Dios?

Imagínate que estás en el cielo, y ves una gran bodega y le pides al ángel que cuida el almacén que te deje entrar. Luego de tanto convencerlo te concede entrar y vas viendo un montón de cajas y te apresuras a verlas y te das cuenta que son bendiciones que Dios tenía preparadas para ti pero que nunca solicitaste. Buenas ideas, negocios, sanidades, matrimonios felices, buenas oportunidades que nunca fueron liberadas porque sencillamente no las pediste.

Yo quiero que mi depósito esté totalmente vacío. No es que quiera ser avaro o egoísta sino que simplemente quiero lo que me corresponde. Quiero todo lo que Dios quiere para mi. Quiero tener todo lo que Dios me tiene preparado.

Pero es necesario que comencemos a orar, a buscar ese momento diario de intimidad con Dios, de otra manera será difícil que Dios libere las bendiciones preparadas para nosotros.

Tal vez no suceda de la noche a la mañana, ya que Dios es un Dios de propósitos y no de tiempos. Pero no te canses de pedir grandes cosas a Dios.

Efesios 3: “20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”

por Josué Guzmán
About these ads

9 responses to “Atrévete a Pedir Grandes Cosas a Dios

  • Andrea Reyes

    Excelente palabra! muchas gracias por dejar que Dios le use de esta forma

  • PATRICIA VELEZ

    GRACIAS DIOS ,,PORQUE AL LEER ESTE BELLO BLOG,,,ME LLENASTE DE MUCHAS COSAS MARAVILLOSAS, A PARTIR DE HOY PEDIRE EN GRANDE ,, APARTIR DE HOY TE ALABARE Y TE BENDICIRE,,GRACIAS JOSE MANUEL GUZMAN POR TUS LINDAS PALABRAS , ES UNA BELLA REFLEXIˋON,,,ME LLENO DE VIDA , HASTA AYER ESTABA MUY TRISTE POR PROBLEMAS EN MI RELACION SENTIMIENTAL ,PERO HOY AL LEER EL MENSAJE , ME LLENO DE VIDA PARA CONTINUAR MI CAMINO Y NO DESFALLECER,,,,

  • aracely rodriguez

    Muchas gracias x ese comentario esta lindo

  • Brendaly

    Me encanta este blog porque es un una forma en la que Dios a traves de ustedes nos habla nos anima y nos exorta! que buen proposito… Que Dios los Bendiga Muchicimo…. :)

  • Maria

    Muchisimas gracias por esta entrada, me ha ayudado muchisimo porque desde 2 años le estoy pidiendo al Señor una cosa aparentemente imposible: poder asistir a la próxima JMJ en Rio de Janeiro. Esto me ha aumentado la fe para poder ver que realmente Dios me lo puede conceder, porque antes estaba un poco dudosa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.823 seguidores

%d personas les gusta esto: