¿Qué Hay de Tomar? ¿Vinagre?


Yo me recuerdo que una vez bajé, con un buen grupo de jóvenes de la iglesia, el famoso “El Boquerón” que es un cráter muy turístico ubicado en el Volcán Quezaltepec, más conocido como Volcán de San Salvador. Recuerdo que todos estábamos muy emocionados y bajamos el concurrido cráter. Ya estando en el lugar más bajo, nos percatamos que no había ni un tan solo árbol en el cual menguar, al menos un poco, la terrible fuerza de los rayos del sol que prácticamente era insoportable. También nos percatamos de un pequeño detalle: Nadie había llevado suficiente agua. Me recuerdo que TODOS teníamos una sed profunda antes de emprender el viaje de vuelta a cuestas. Recuerdo que sólo había una pichinga de 5 galones de agua “Cristal” y que yo era el último en la fila para tomar agua. Cuando llegó mi turno, tengo todavía esa imagen en mi mente, solo había “agua” para un trago muy corto.

Sólo yo sé el deseo, la intranquilidad, la desesperación sin límites que tenía justo en ese momento para tener un vaso con agua solo para mí. Hubiera sido espantoso que me dijeran: “Josué, ya ni siquiera hay para un traguito así que lo siento mucho”- Aun así hubiera preferido no tomar nada, a forzarme a beber vinagre.

En una situación de dolor que ninguno de nosotros siquiera se imagina pensar, estuvo Jesús. Después de ser golpeado salvajemente, después de cargar su propia cruz, ser clavado y perder muchísimas fuerzas, tuvo sed. En lugar de darle agua, una bebida refrescante, le dieron a beber vinagre, una bebida de lo más desagradable para un hombre en agonía.

¿Por qué estoy diciendo todo esto? Los romanos por tal de seguirse burlando de Jesús, le dieron a beber vinagre, algo que no tuvo nada de gracia, mucho menos en ese momento de dolor extremo, justo antes de expirar por completo. Muchas veces nosotros le damos de beber vinagre a Jesús a través de nuestros actos, y nos comportamos exactamente igual que esos soldados romanos. Con nuestros pensamientos y nuestras acciones pisoteamos el sacrificio de Jesús.

Él dio la vida por cada uno de nosotros, no es posible que pasemos otro día más pagándole con vinagre, con vicios que acaban nuestra vida, con gritos, resentimiento y odio hacia otras personas. Es momento de reflexionar y darle lo que se merece nuestro Dios, personas que quieren ser transformadas por el sacrificio en la cruz y quieren ser dirigidas por Él.

Juan 19. 28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed. 29 Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja, y poniéndola en un hisopo, se la acercaron a la boca.

Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


2 responses to “¿Qué Hay de Tomar? ¿Vinagre?

  • gmfinancialadv

    Josue, muy buena reflexion. saludos.

  • lily

    muy cierto todo esto..a veces nosotros no valoramos el sacrifio que Dios hizo por nosotros , al dar su vida por amor! y a veces nos enfocamos en cosas de la vida que no valen la pena como pleitos , discusiones con las demas personas en vez de pedirle a El para cambiar seguimos con lo mismo!!
    la verdad debemos de darle el lugar que el se merece en nuestras vidas, alabandolo por todo ..recordemos que le debemos la vida …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: