Hoy es un buen día para comenzar… otra vez


Cómo diría un queridísimo amigo mío JB, esta lectura está bien sabrosa. ¿Cuántos no nos hemos equivocado en la vida? Algunos de nosotros hemos echado a perder no solo nuestras vidas, sino que hemos barrido con la vida de otros. Algunas equivocaciones han hecho que perdamos muchos años de nuestra vida, o nos han envejecido y quitado la salud.

Cómo decimos en mi tierra: nos gusta “meter la pata”. El hacer lo malo o lo inadecuado es como un imán para el ser humano. Tanto nos cuesta conseguir un trabajo para equivocarnos haciendo chismes, llegando tarde y acabarnos al jefe. Tanto hemos deseado un bebé para luego malcriarlo y ver cómo crece torcido. Tanto queríamos casarnos con esa persona de ensueño que ahora no lo atendemos, no le hacemos mimos y no le prestamos la mínima atención. Tantas promesas que le hemos hecho a Dios que ahora es solamente un vago y no deseado recuerdo en nuestra mente. Sin duda todos más de una vez nos hemos equivocado.

Los israelitas que antes obligaron a las autoridades romanas a matar a Jesús, posterior a su mente se arrepintieron. El mensaje de Pedro fue: “Arrepentíos y Convertíos para que sean borrados vuestros pecados.” Me he quedado atónito, ¡lo que acabas de leer se merece pronunciar un WOW con muchas exclamaciones! Esto quiere decir que aunque nos hayamos equivocado y hecho mal no solo a nosotros sino que también a otros, Dios nos perdona. Por fuerte que haya sido la equivocación, Dios nos da una segunda oportunidad, nos da un nuevo respiro, un nuevo horizonte donde progresar. Si te has equivocado, estás esperando un hijo no deseado, estás desempleado por tonterías que hayas hecho, estás separada de tu esposo por palabras mal dichas o malos entendidos, o cualquiera que sea tu situación actual derivada de una equivocación, quiero decirte este día: NO TE PONGAS A LLORAR.

Dios desea perdonarnos, pero es necesario de parte nuestra arrepentirnos de corazón. Este arrepentimiento denota el no volver a cometer ese mismo error, ya que si persistimos se convierte en cualquier cosa menos arrepentimiento. Ya deja de ver el pasado, ya deja de ver hacia atrás y vivir desconsolado por las regadas y metidas de pata. Ahora es un nuevo día para decirle a Dios: “Gracias por este hermoso día, me arrepiento de todas mis malas acciones y decisiones, ya no quiero volver a eso. Gracias por tu perdón”. Ahora si estás peleado con tu pareja, toma el celular y pídele perdón y llévale una caja de chocolates o algún detalle cuando la vuelvas a ver. Si estás enojado con uno de tus padres, no dejes que este día acabe sin que le des un apretado abrazo.

Hechos 3: 17 Mas ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho, como también vuestros gobernantes. 18 Pero Dios ha cumplido así lo que había antes anunciado por boca de todos sus profetas, que su Cristo había de padecer. 19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.

Josué Manuel Guzmán

josuewordpress.com


One response to “Hoy es un buen día para comenzar… otra vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: