No Hay Almuerzo Gratis


Me recuerdo de una frase que me enseñaron en las clases de economía: “No hay almuerzo gratis”, lo cual es totalmente cierto en todos los aspectos de la vida. Cuando una pareja se casa, lo hace con un interés el de ser feliz. Aun la invitación a comer de parte de un amigo siempre busca algo como el estrechar los lazos de amistad y mantener el contacto. Todo en la vida tiene un interés final, este puede ser positivo o negativo y egoísta.

A muchas personas se les suele olvidar esta ley de la vida, quieren tener los beneficios pero no las obligaciones, quieren tener los favores pero no las responsabilidades, quieren disfrutar sin hacer los deberes. Por lo general si quieres “comer chancho” debes de trabajar muchas horas de trabajo, debes esforzarte, debes de demostrar de qué estas hecho. Si quieres tener un matrimonio firme debes de tirar el orgullo en la cuneta, debes quedarte callado y soportar las situaciones duras de la relación. Si quieres mantener tu trabajo y escalar, debes de obedecer y proponer soluciones a tu jefe, debes llegar temprano y no perder el tiempo. Todo funciona así, todo requiere su esfuerzo. Cuando las cosas no requieren de esfuerzo casi siempre son de mal proceder y terminan mal, generando consecuencias aun después de muchos años.

He estado por mucho tiempo en el ambiente eclesial y he visto desfilar muchas personas que piensan que las iglesias son sucursales donde se regala descanso, sanidad y paz interior. Quieren recibir el favor de Dios a sus vidas, una sanidad, una restauración del matrimonio, un milagro en la vida perdida de uno de sus hijos o la abundancia en sus negocios sin estar dispuestos a someterse a Dios, sin estar verdaderamente dispuestos a mantenerse en los caminos de Dios. Si quieres el favor permanente de Dios en tu vida debes pagar el precio que es mantenerse en los caminos de Dios. Te invito a que asistas regularmente a una iglesia, no quieras tener todos los privilegios de un hijo de Dios no dando nada. No esperes protección y armonía en tu vida si no tratas de vivir conforme a la voluntad de Dios. Trata de estar a cuentas con Dios y todo en la vida te irá mejor, aun las malas noticias te ayudarán a bien.

Hechos 5: 40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. 41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.

Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


One response to “No Hay Almuerzo Gratis

  • Kenia Escobar

    Josue, que gran mensaje!!!…es tan cierto que debemos pagar el precio si queremos alcanzar todo lo que El Senor nos tiene preparado..Que Dios Te Bendiga..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: