Trozos de Madera ¿Secos o Mojados?


Algo que tenemos los latinos es que nos fascina una fijación en lo que los salvadoreños llamamos chambre, o dicho de manera un tanto más general la murmuración y el chisme. Creo que todos alguna vez en la vida hemos participado sea voluntaria o involuntariamente en un chisme o rumor. Antes de abordar este tema del chisme, debo hacer una aclaración: No debes confundir el decir la verdad a una persona, con decir “la verdad” alterada que es lo que se convierte en el chisme.

No cabe duda que una fuerza espiritual negativa se apodera de la lengua del ser humano para decir barbaridades o para poner en contra a los seres humanos a través de pocos comentarios. Yo he visto cómo esa arma mortal (la lengua) ha dejado destruida a muchas personas. He visto como la murmuración destruye hogares, lugares de trabajo, oficinas, colegios e iglesias. Donde hayan 3 o más personas interactuando es casi una norma que habrá chismes. ¿Qué fea realidad no? La calumnia solo existe para destruir, para despojar felicidad, para crear conflictos, para ponernos en contra, para hacernos añicos.

La gran desventaja que tiene el “chambroso” o murmurador es que necesita otra persona para hacer su trabajo sucio. Viene una pregunta: ¿Te has dejado utilizar para hacer un chisme? Creo que la mayoría nos hemos convertido en trozos de leña seca para avivar el chisme, pero no me van a dejar mentir, que con los días esa situación de mentira se vuelve asquerosa y repugnante y siempre salen golpeados, heridos y hasta destruidos.

¿Qué podemos hacer entonces? Es bien difícil decir que una solución sería no hablar con nadie. Creo que todos los días nos toparemos con la no deseada plática con un chismoso, que seguramente nos dirá alguna mentira que lleva dolo hacia otra persona y nosotros mismos. Lo que debemos hacer es convertirnos en trozos de madera, pero mojados, que no transmitan el daño, que no transmitan el veneno y el fuego mal intencionado a nadie, ni siquiera a nosotros. No debemos creernos lo que nos dicen que dijo otra persona, seguramente es mentira o lleva un tremendo componente de inventiva, que solo tiene por objetivo ponerte en contra de la otra persona que ni siquiera se imagina las palabras que el chismoso le ha puesto en su boca. No es justo que sigamos perdiendo la paz por gente inescrupulosa que su objetivo es crear contienda porque sencillamente no tienen sosiego en su corazón. Una de las características del chismoso es que le corroe la envidia.

Convirtámonos en trozos de madera mojados que no transmitan el fuego destructor del chambre, y que tampoco pueda tomar ventaja de nosotros. Y tú chismoso examina tu vida cuidadosamente y verás que ya estás empezando a pagar la factura de lo que tu lengua ha maquinado. ¿Por qué no comienzas de nuevo y siembras amistad y armonía, en vez de enemistad y odio entre los que te rodean?

PD. Transmite este mensaje a tus amigos, puedes mandarlo por correo electrónico o puedes imprimirlo y ponerlo en el mural de tu oficina.

Hechos 6: 8 Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo. 9 Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos, y de los de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de Asia, disputando con Esteban. 10 Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba. 11 Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios.

Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


4 responses to “Trozos de Madera ¿Secos o Mojados?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: