Todos tenemos sustituto ¡CUIDADO!


¿Has escuchado la frase “camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”? Si no estás en la jugada del día, sencillamente estás fuera. Ya tenía varios años de no tocar la guitarra, mucho menos de ensayar con un grupo musical. Nunca he sido diestro en las artes musicales, pero siempre me ha fascinado y de una u otra manera he estado relacionado con ese mundo. El miércoles pasado tuvimos un ensayo con unos buenos amigos, pastores de jóvenes, para un par de canciones que tocaremos para un evento juvenil que tenemos este sábado. He repasado tan poco la guitarra eléctrica últimamente que ni ocupar la pedalera podía, es decir pasé varios minutos averiguando cómo se ponía el “tuner” o el afinador y me da vergüenza expresarlo: No lo encontré. Ahí me di cuenta del por qué ya hace ratos dejé de tocar en la iglesia, que a los jóvenes que algún día les enseñé los primeros acordes en la guitarra, hoy me enseñan a mí y me quedo atónito de sus habilidades.

¿Cuál es el punto? Tú y yo debemos, tenemos la obligación de estar en constante crecimiento sino queremos que algún otro nos “robe” las bendiciones que son para nosotros. Dios te ha traído a este mundo con una razón en especial, no permitas que venga tu sustituto y te gane el mandado. De algo estoy seguro: el trabajo se hará estés o no tu listo y preparado. Dios te quiere en el equipo principal, no quiere que seas banca; pero depende solamente de ti, si entrenas a diario, si creces a diario, si te desarrollas a diario. Ese puesto de jefe es para ti.

¿En qué dedicas tu tiempo? ¿Cuánta televisión consumes en el día? ¿Cuánto tiempo pasas clavado en el Facebook o Twitter, construyendo a través de los comentarios y fotos la vida de otro? ¿Cuántas amistades tienes que no te llevan a nada positivo, más que a gastar dinero, llenar tus pulmones de humo, tus oídos de malas palabras y tu mente de comentarios desabridos y desalineados totalmente en contra a un estilo de vida provechoso y sano?

¿Qué pasa cuando perdemos el tiempo en cosas que no nos ayudan a bien, que no nos desarrollan? Pasa NADA, ese nada significa que vendrá otro y hará el trabajo que tú y yo estábamos destinados a hacer. No permitas que otro te gane el mandado. El elegido eres tú para hacer grandes cosas. Aprovecha el día, cada minuto y desarróllate. Júntate con personas inteligentes y aprende de ellas. Ten cuidado con tu sustituto.

Hechos 10. 45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

Por Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: