A veces somos tan tercos…


“Yo así soy y nada ni nadie me hará cambiar”, esta es una de las frases que más de una vez hemos dicho o escuchado en la vida. Nuestra mente se encierra en pensar que un cambio en nosotros es algo prácticamente imposible, algo poco creíble y que no hay remedio. Esta manera de pensar, que no podemos cambiar, nos ha llevado a muchos años de retraso en muchos proyectos de beneficio para nosotros. Nos enfrascamos en la idea que ya tenemos una manera de ser y que así somos y no vamos a poder cambiar nunca. “No soy amoroso”, “no soy amorosa y soy incapaz de decir un te amo a mi pareja”, “no soy de los que voy a una tarjetería a comprar un lindo obsequio a mi querido esposo”. “Así soy, poco afectuoso, no soy de los que da rosas, no soy de lo que le dicen todos los días te quiero”. Muchos dicen, “no me gusta escribir, nunca me ha gustado, eso no es para mí y es por eso que soy incapaz de agradar a ese ser amado con una carta de amor o un pequeño pensamiento acerca de esa linda amistad.” Todas las anteriores son puras mentiras y excusas por no hacer algo diferente en la vida.

Tengo claro que muchos tenemos habilidades en ciertas actividades, para algunos el cocinar es algo de lo más sencillo, pero hay quienes que el cocinar nos significa toda una proeza. Todos tenemos nuestras habilidades y nos identificamos más en las áreas donde somos fuertes. Pero esto no significa que no seamos capaces de mejorar en aquellas actividades donde no somos fuertes. Si no eres muy amoroso, hoy te digo que Dios te ha dado la capacidad de amar. Si no puedes dejar de fumar, hoy Dios te dice que te ha dado la fuerza para dejar ese y cualquier otro vicio. No puedes llegar a tiempo a tus citas, hoy te quiero decir que tienes la habilidad de ser puntual. Lo que quiero decirte este día es que ninguno de nosotros ha nacido con carencias, sino más bien que conforme hemos ido creciendo hemos construido barreras muy grandes que impiden el total desarrollo de nosotros mismos.

Ya no nos comportemos como personas tercas que creemos que nadie ni nada puede cambiar nuestra manera de hablar, nuestra manera de convivir. Todo lo podemos aprender y practicar en la vida, ya que todos tenemos la capacidad de ser diferentes. Creo que también esto de cambiar es cuestión de humildad, de reconocer que hemos creado una carencia imaginaria y la tenemos que enfrentar. No somos enojados por nacimiento, no nacimos simples e insípidos, no nacimos diciendo mentiras, no nacimos nostálgicos ni deprimidos. Todas esas han sido ideas que conforme transcurren los años las hemos tomado como nuestras, como ideas que nos describen y encasillan en cierta manera de vivir y actuar. Dios puede hacer transformaciones inimaginables en las personas, solo es cuestión de creerle a Él. Dios puede darte esa paciencia que tú piensas nunca serás capaz de tener. Dios puede darte esa paz que piensas que nunca volverá a tu vida.

Tú sabes qué áreas de la vida tienes que mejorar, es muy probable que te hayas hecho la idea que eres orgulloso, muy atenido, impuntual, desorganizado, impaciente, enojado, egoísta, desconfiado, perezoso, insensible, callado o escueto. Dios te hizo con la capacidad de cambiar, de ser mejor, de aprender. Dios desea que este día seas una mejor persona. Ten un buen inicio de semana y atrévete a cambiar. Si Dios pudo cambiar a Pablo que fue un perseguidor sanguinario de los cristianos, puede perfectamente cambiar aquellas áreas que este día confesamos que necesitamos mejorar.

Hechos 26. 9 Yo ciertamente había creído mi deber hacer muchas cosas contra el nombre de Jesús de Nazaret; 10 lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto. 11 Y muchas veces, castigándolos en todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudades extranjeras.

por Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: