Métodos Diferentes pero Resultan


Introducción

“Lo importante es competir no tanto ganar” es una frase que se les dice regularmente a las personas que han participado en una competición y que no han logrado ganar. Esta frase pierde todo valor motivador si te la dicen en todas las competencias que te inscribes, es decir nunca ganas una.

¿Tienes una mentalidad de multitud? ¿Eres de los que se conforman con los sextos, séptimos, octavos o últimos lugares? Si Eres de los que dicen: “Perdí el lugar en el ministerio de la iglesia, aunque pensándolo bien ese ministerio no era para mí”, “Casi me dan un aumento de trabajo, estuve cerca”, “Me dijeron que iban a llamarme después de la entrevista de trabajo”, “Con un lugarcito en la oficina me conformo”, “Vengo de la boda de la mujer de mis sueños, qué dichoso el hombre que se casó con ella”, “Hice todo lo humanamente posible, al final no salió”, déjame decirte que seguramente te sientes condenado al montón.

Yo ahora te imagino con deseos de algo más que solo participar en las competiciones, percibo una sed de victoria. Te veo único con esa valiosa cualidad que solo tienen los que comienzan luego que los demás se rinden o abandonan.

Ahora puedo ver en ti que prefieres morir en el intento, antes de quedarte con el pensamiento de lo que pudo haber sido. Te veo decidido a ganar el primer lugar, a ser el mejor, a que tu estrella brille más que todas.

Desarrollo

1. Inténtalo otra vez

Debió ser muy duro y hasta cierto punto hostigoso que llegará un hombre que no conocía mucho de la pesca a decirle a Pedro que intentará pescar del otro lado de la barca, cuando este con otros más estuvo intentando tomar algunos peces toda la noche, es decir en toda esa noche Pedro hizo todo lo que se supone que alguien tenía que hacer para pescar, y no dio funcionado.

Estudiaste como nunca antes para un examen el cual terminaste por reprobarlo, trabajaste duro por ese trabajo para que al final te echaran, preparaste el curriculum de manera excelente solo para que el de recursos humanos lo pusiera debajo de un montón de papeles que probablemente jamás leerá, y resulta hasta irónico que venga el Señor a tu playa ya un tanto tensionada y te diga que lo vuelvas a intentar, y te dice “echad la red”.

Vienes y tu razonamiento es “creo que no te has percatado del enorme esfuerzo que he hecho toda la noche, creo que no te has dado cuenta que no he estado dormido. Aun después de tus argumentos muy valederos el Señor insiste ya que el justamente quiere que comiences cuando la mayoría abandona, quiere quitarte la mentalidad del montón, quiere que seas único.

Quiere que el día de mañana salgas a buscar ese empleo, que estudies como si nunca hubieras hecho ese examen, que tires la red por enésima vez.

2. Por fe tiras la red nuevamente al mar

Estas convencido de no ser del montón y lo intentas una vez más confiado en que Jesús ahora está de tu lado. Los peces han percibido quien está contigo ahora y dice “prefiero morir en la red del Creador antes de vivir sin conocerlo”. Resulta que la red explota de peces. Alguien lo intentó cuando los recursos estaban agotados, alguien decidió comenzar cuando todos los demás estaban lavando sus redes.

Conclusión

Puedes excusarte detrás de los pocos recursos y de las circunstancias tan negativas y desfavorables, decir que no es el tiempo, que no estás preparado, o decir que estás esperando una señal del cielo o la voz de Dios, que muchas veces no es más que la pereza disfrazada de un vestido un tanto más decoroso.

Absolutamente nadie te obliga a salir del montón, perfectamente puedes quedarte con la multitud. Ahí están las redes para que las puedas lavar todas y cada una de ellas. No hay muchas alternativas, la otra es que te conviertas en un ser UNICO, tal y como Dios lo desea.

Sus métodos son diferentes, pero funcionan. No tienen mentalidad del montón, son únicos, son perfectas obras de arte, imposibles de copiar.

Lucas 5:4.6 “4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. 6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.”

Idea de Dante Gebel

Resumido y aplicado a una reflexión por Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: