¿Qué provecho tiene?


Los seres humanos nos caracterizamos de la demás creación de Dios porque tenemos un grado de inteligencia mucho mayor. He leído que los científicos se asombran del gran poder que tiene el cerebro y que lamentablemente ocupamos un mínimo porcentaje. Somos seres inteligentes, muy inteligentes, sabemos lo que queremos, sabemos lo que está bien, sabemos cuando las cosas no andan bien, sabemos cuando nos hemos equivocado, sabemos qué nos trae provecho y qué nos daña. Si tenemos tanto conocimiento de lo que nos conviene y qué no ¿por qué hacemos cosas que nos perjudican?

Otra característica que suele tener el ser humano es que es corto placista, regularmente actúan sin pensar mucho en las repercusiones en el futuro. Es por eso que hay jóvenes que cogen el vicio del cigarro sin darse cuenta que se están metiendo el cuchillo lentamente hasta morir. Por no pensar en las repercusiones del futuro es que cada día hay más hombres y mujeres infieles, no se dan cuenta que poco a poco se están incrustando un gran clavo justo en el corazón. Es por esta misma razón que los jóvenes toman al suave la universidad, no saben que están jugando ni más ni menos que con su futuro, con el sueldo que van a percibir, con la calidad de vida que tendrán en unos pocos años. Si nos damos cuenta y vemos todas nuestras acciones minuciosamente nos daremos cuenta fácilmente que muchas de ellas traen de una u otra manera nos acarrean muerte.

Por años hemos practicado actividades que nos han traído muerte, pero lamentablemente no nos damos cuenta solo por el hecho que no sucede de inmediato sino a través de un proceso corto, que casi pasa desapercibido. ¿Qué provecho nos trae? Absolutamente ninguno. Cuando te liberas del pecado y te convierte en un siervo de Dios te das cuenta que el fruto de nuestra vida cambia, de muerte pasa a vida eterna. Cuando tienes una mejor conciencia del daño del pecado y lo reconoces, te vas con mucho más cuidado por la vida, ya que sencillamente no quieres dañarte. Le eres fiel a tu esposa o tu esposo ya que deseas ser feliz con esa persona, dejas los vicios ya que sabes que no hará bien a tu vida, dejas de hablar con vulgaridades ya que sabes que tienes que dar el ejemplo a los tuyos en todo lugar. Comienzas a reconocer que algunas amistades no han traído nada bueno a tu vida por años, comienzas a realizar un inventario de amistades y por tu mismo bienestar comienzas a ya no convivir tanto, por el sencillo hecho que quieres sacar provecho a tu vida.

No es que dejas de divertirte en la vida, no es que te conviertes en antisocial, es simplemente que comienzas a realizar cosas que a largo plazo no te van a destruir, sino más bien te desarrollan y te convierten en una mejor persona cada día. A los años compararás tu vida con la de los demás y te darás cuenta que hacerle caso a Dios valió la pena, no solo porque le sacaste mejor provecho a tu vida, sino porque ganaste esa vida eterna.

¿Qué esperas? Sácale provecho a tu vida, no creo que quieras llegar a viejo sin sacarle provecho verdadero a tu vida.

Romanos 6. 20 Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

por Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: