Esperando que el volcán haga erupción


Me he topado con muchas personas que me han dicho “todavía no es el tiempo” para iniciar un proyecto, para comenzar su educación en la universidad o para dar inicio a una relación con Dios. Muchos nos volvemos exageradamente prudentes al momento de hacer algo, se nos pasa la vida y no hacemos todo lo que tendríamos que hacer. Algunos parecemos ruedas de feria ya que solo somos vueltas y vueltas a la hora de actuar, le ponemos un pero a esto, un pero a lo otro, que nos picó un zancudo, que dentro de 3 días estaremos enfermos y un sin fin de excusas por el estilo.

Nos hemos vuelto muy lentos en nuestro actuar, hemos perdido el sentido pragmático de la vida y nos ocupamos mucho de planificación de nuestros proyectos de vida. Me he topado con muchos jóvenes que están esperando conseguir trabajo para ir a la universidad; lo curioso del caso es que consiguen el trabajo y la idea de estudiar se convierte en un pensamiento efímero del pasado. Esperamos las condiciones perfectas en nuestra vida para dar el primer paso y hacer el arranque inicial. Creo que ya lo he dicho en este medio pero no me cansaré de decirlo: El enemigo de lo bueno es lo perfecto.

En todo proyecto personal, laboral, espiritual o social lo que más cuesta es dar el primer paso. Ya dando el paso inicial todo resulta más familiar y fácil. Lo que más cuesta de leer un libro es tomar la decisión de coger el libro y leer el primer capítulo. Lo que más cuesta de estudiar para un examen es precisamente tomar el cuaderno o el material de estudio y sentarse a la mesa, ya después todo resulta más fácil.

¿Qué necesitas para buscar a Dios? no necesitas una señal hiper recontra maravillosa y sobrenatural, no estés esperando a que el volcán haga erupción para ir a la iglesia o leer la Biblia o acercarte a Dios. Lo que más cuesta es subirse al bus o tomar el carro para ir a la iglesia. ¡Vamos tu lo puedes hacer! No esperes a que se muere una vaca de vieja para que te acerques a Dios. Dios ya te dio las señales, no esperes más.

Lucas 2. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

por Josué Manuel Guzmán

Me puedes contactar a pastorjosueguzman@gmail.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: