Los “extraños” y los “normales”


El visionario respira duerme, come, se baña ríe y llora a través de su visión. Ahora bien, si sabemos que Dios no tiene tiempo y Él sea como sea ya vio tu futuro. Los “normales” creen que tienen que descubrir su destino; los que tienen visión han hecho una expedición con Dios y ya estuvieron ahí.

Sé que la mayoría estaban muy chicos cuando la película “Volver al Futuro” se puso de moda, en realidad fue algo confuso por el paseo entre el pasado, el presente y el futuro. La máquina del tiempo era un auto de última tecnología, pero la película es tan vieja que ahora te parecería una reliquia ese carro. Es como cuando ahora ves el carro de Batman, o el auto fantástico, te dan risa por lo sencillo y obsoleto que parecen. Ahora quisiera que viajáramos al futuro y podamos echar un vistazo lo que nos tiene preparado. Sé que muchos no estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho hasta hoy y nos preguntamos qué nos depara el futuro. Hagamos un esfuerzo y veamos nuestro futuro si estamos cerca de Dios. Creo que nadie se imaginó un futuro pobre, con deudas, enfermo y sucio; estoy seguro que te imaginas tu futuro a la par de tu pareja, de tus hijos, con mucha salud, con muchos bienes, con una casa linda y un negocio próspero. ¿Después de lo que viste de tu futuro quieres dejarte llevar por corrientes tontas? Viste demasiado como para detenerte por pequeñeces del presente.

El visionario ya estuvo donde los demás ni piensan en llegar. Él ya vio la película. ¿Qué falta hoy? Solo esperar el estreno mundial, para que el resto la disfrute. Pero antes debemos de bendecir nuestro presente, disfrutarlo como nunca antes, ser soltero pasa solamente una vez, ir al colegio es solo de una vez, ir a la universidad solo se repite una vez, enamorarte profundamente solo pasa una vez y es justo cuando te encuentras con esa persona que pasarás toda tu vida. El hecho de saber tu gran futuro prominente tiene por objetivo relajarte y darte tranquilidad que Dios ya estuvo en lo que viene, y nada ni nadie lo puede modificar.

Lo que debemos hacer es comprar buenas semillas, sembrarlas y esperar los obvios resultados. Tú ya no te admirarás de tu futuro, ya lo viste, ya sabes dónde estarás. La otra gente “la normal” se quedará sorprendida pero tú ya no te sorprendes por algo que ya viste. Si tu visión viene del mismísimo Dios en ti no cabe la duda. Él es confiable, su Palabra es garantía y realidad.

Todo se resume a una cuestión de tiempo para que llegue ese futuro que ya conoces. Los visionarios no se detienen tanto a disfrutar los éxitos de su presente, ellos tienen sed de oro, ellos saben que cada minuto vale oro. Saben que tienen una deuda eterna con aquel que les dio la vida.

No busques a un visionario en las maquinitas, tampoco lo encontrarás en los clubs sociales celebrando cumpleaños, tampoco lo encontrarás hablando cosas triviales con otras personas, no pasan su vida jugando futbol o viendo televisión. Ellos van por la conquista, van por el oro de la medalla del primer lugar. Ellos están adelantados a su época, son extraños que nunca se están quietos.

Números 26:65 “Porque Jehová había dicho de ellos: Morirán en el desierto; y no quedó varón de ellos, sino Caleb hijo de Jefone y Josué hijo de Nun.”

Por Josué Manuel Guzmán

Para contactarme pastorjosueguzman@gmail.com


4 responses to “Los “extraños” y los “normales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: