Nadie puede subir a tu ring


Durante años y generaciones enteras, nos hemos pasado el tiempo teniéndole pánico al diablo. Los cristianos vivimos con una paranoia que el enemigo nos ganará la batalla en cualquier momento, que vamos a caer en sus garras, que pecaremos. El denominador común entre los jóvenes que buscan a Dios es el terrible miedo implícito que ellos sienten hacia Satanás. Es como que en la Biblia Dios hubiera dicho que el diablo está casi vencido, quedo medio derrotado y que el sacrificio de Jesús no fue lo suficientemente poderoso como para completar la obra y que nosotros tenemos que terminar el mediocre trabajo. Después de este mensaje lo único que quiero que tengas claro que Satanás está vencido, sin poder, totalmente derrotado, acabado, terminado, finiquitado, en la lona. Tienes que tener claro que el sacrificio de Jesús en la cruz acabó con ese individuo perdedor. Y quiero que sepas algo más: Ese chavo Satanás le tiene terror a los campeones.

Es como cuando un boxeador gana el título y consigue el cinturón de campeón del Concejo Mundial de Boxeo. Si lo desea el boxeador ya no tiene que volver a pelear. No tiene nada que demostrar, ya ha logrado superar a los que disputaban su cinturón. Si viene un rival y lo desafía, solo él (el campeón) puede autorizar la pelea. Si el dueño de la corona no autoriza la pelea, no importa lo que diga su rival, este no podrá subir al ring. Lo mismo pasa con nosotros, el Señor te entregó el cinturón de campeón, y eso significa que absolutamente nadie podrá subir a tu ring. Siempre estarás por arriba de tu rival. Lo único que puede hacer el perdedor es desafiarte debajo del ring. Pero no está a tu nivel, a menos que se lo permitas. En el huerto del Edén, Dios sentenció a la serpiente, que se arrastraría por el polvo. Ese es precisamente el nivel que le compete y corresponde, el de arrastrado. Ni siquiera está a tu nivel, en el ring, y el único que lo puede autorizar a subir eres tú mismo. Entendiendo esto tu enemigo no está preocupado en atacarte sino en defenderse.

¿Para qué cambiar un sistema político corrupto introduciéndose como José en Egipto, si podemos reprender al diablo desde nuestro cuarto en la comodidad de la casa? ¿Para qué cambiar las leyes injustas y parciales de una nación, preparándose en una universidad, cuando pueden pasar su vida tocando un teclado y cantando dentro de la iglesia?¿Tiene sentido capacitarse para ser un abogado imparcial, un juez incorruptible o un empresario que invierta en el reino, cuando se puede dar solo siete vueltas simbólicas e irse a mirar la televisión a casa?

Es justamente pereza disfrazada de guerra espiritual. Falta de compromiso con un mundo agonizante disfrazado de guerra de titanes espirituales. No ganamos la batalla atacando al diseñador del sistema, sobre todo si este yace debajo del ring. No podemos seguir peleando con Satanás (ya está vencido), cuando el verdadero problema son sus obras. Ahora como campeón puedes utilizar tu influencia para cambiar algunas cosas. Puedes revolucionar tú universidad, tu trabajo, tu vecindad, tu colonia, tu iglesia. Puedes darle vuelta al sistema lujurioso de entretenimiento y generar nuevas ideas revolucionarias y santas, convirtiéndote en un gran productor. Puedes demostrar que puedes ser rico sin tener que estafar a alguien. O puedes tomar el sable del Jedi y jugar a la guerrita de las galaxias.

Génesis 3:14 “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.”

Idea de Dante Gebel

Resumido y aplicado a una reflexión por Josué Manuel Guzmán

Puedes escribirme a pastorjosueguzman@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: