El burro hablando de orejas


No me dejarás mentir, pero en este mundo lo que abundan son los bocones y fanfarrones, gente que dice que hace mil cosas, que ha hecho todo en la vida y cuando lo descubres notas que es pura pantalla. Hay muchos seres humanos que sólo son pantalla, es decir no viven lo que dicen, no practican lo que hacen. Te digo, no es fácil dar consejos y enseñanzas a las personas, sea como sea crea mucha presión en el facilitador a vivir acorde a sus consejos y enseñanzas.

Padres de familia han echado a perder parte de la vida de sus hijos por quererles implantar cargas que ni ellos mismos como jóvenes en su tiempo pudieron llevar. He visto muchos casos que los padres se vuelven super estrictos en la casa creando un ambiente de “cuartel” generando una desesperación en el joven de separarse de sus padres a la primera oportunidad. Las jovencitas desesperadas por el sometimiento a la esclavitud en sus casas, buscan alocadamente como salir de ese yugo, y ocupan a jóvenes para tal fin. El escapar del régimen casi dictador de los padres, es uno de los factores por los cuales las chicas se escapan con el primer hombre que se les ponga encima; o en el caso de los chicos, de experimentar afiliaciones a grupos pandilleros como válvula de escape.

Estoy totalmente de acuerdo que los padres busquen el bienestar de sus hijos en todo momento y que luchen con todas sus fuerzas para que sus retoños sean mejor que ellos, al final de eso es lo que se trata todo esto del rol del papá. Pero esto no significa en ningun momento que debemos como padres traumar a nuestros hijos con obligaciones o reglas que ni siquiera nosotros estamos en la capacidad de soportar o seguir.

Lo que debemos de perseguir en nuestra vida es platicar con el ejemplo, no le pidamos a nuestras esposas algo que ni nosotros estamos en la capacidad de dar, no le pidamos a nuestros empleados algo que nosotros nunca hemos hecho ni por cerca. Seamos más concientes y no hablemos cosas que realmente no vivimos. Nos llevaríamos mejor todos si nos convertimos en personas consecuentes de nuestras palabras. Si alguien nos dice “por favor lleve en oración a mi mamá”, que en realidad la llevemos en oración, que en realidad hagamos las cosas que decimos. Recuerda que tarde o temprano llegará un amigo, un hermano, un tercero a confrontarnos. Es tiempo de ser consecuente, que nuestros hechos demuestren lo que decimos.

Gálatas 2. 14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

por Josué Manuel Guzmán

2 responses to “El burro hablando de orejas

  • ricardo antonio salinas pacheco

    esta bueno el tem,a

  • Audelia Escobar

    Hola pastor, bonita reflexion, en realidad tenemos que vivir lo que somos y tratar de ser lo que no somos y mas aun siendo hijos de Dios tenemos que dar el ejemplo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: