¿Cristinos o Cristianos?


Desde pequeños hemos estado relacionados con la frase que nos decían (y nos siguen diciendo) nuestros queridos padres: “Tienes que dar el ejemplo”. Lo único que se trataba todo esto era de poner en alto donde quiera que fuéramos el apellido de la familia, que todos se den cuenta que soy un “Castillo”, un “Martínez”, un “Hernández”, un “Palacios”. Resulta paradójico que muy pocos dieron el ejemplo y poner en alto el apellido o la trayectoria de la familia, muy pocos se acordaron de sobresalir de los demás con cosas buenas como el mejor record de notas, el mejor portado, el más disciplinado; y muchos eligieron sobresalir de los demás a través de la fama que daba ser el peor portado, el que más materias reprobaba, el que fumaba, el que más palabras decía o el (o la) que había tenido relaciones sexuales.

Llegamos a adultos y seguimos con los mismos patrones, sobresalir de los demás a través de cosas malas y no a través de cosas buenas, ¿por qué de esta realidad? Da mucha tristeza ver como esos chicos y chicas de 13 a 18 años quieren parecer estar “in” ante sus amigos a través de un cigarro en la boca, o la gritería en público de obscenidades. Da tristeza darse cuenta que el empleado más popular es el que se ha acostado con más compañeras de trabajo en la empresa. Da coraje vivir la realidad que el más popular es el que más cerveza traga y el que más noche llega a casa. ¿Por qué? ¿Por qué esa realidad tan dura y triste?

Si lo vemos dentro de una iglesia, observamos exactamente lo mismo: Vamos a la iglesia a levantar chismes de nuestros demás hermanos, nos comemos al que canta, al que predica, al pastor, a los diáconos y a todo aquel que intenta hacer algo productivo. Vamos a la iglesia pero nuestro patrón de sobresalir con cosas negativas sigue intacto. Pero ¿Qué de ello? ¿Qué trae de consecuencia vivir como cristino y no como cristiano? Cuando vives un evangelio “light” comienzas a vivir la vida a tu manera y no a la manera de Cristo, los mensajes del pastor se convierten en una utopía en tu vida que ni en sueños quieres intentar vivir, el ir a la iglesia es ocasional de una vez a la semana o cada 15 días (o porque no una vez al mes), te da lo mismo escuchar a Luis Miguel que a Marcos Witt (al final los dos son chelitos y cantan bonito), ni se te ocurre oír la radio cristiana, el decir malas palabras, acostarte con tu novio y visitar bares y discotecas después del culto juvenil es cosa cotidiana y lo más normal del mundo. Leer “El Alquimista” de Paulo Coelho o “El Código Da Vinci” de Dan Brown resulta mucho más interesante y provechoso que leer la Biblia, el llegar tarde a la iglesia es mi rutina y mi marca personal. Al final de todo esto te das cuenta que estás más vacío que antes, tus problemas han aumentado y le echas la culpa al evangelio y te vuelves en contra de Jesús y la vida de un cristiano.

No hagamos el comportarnos como es digno del evangelio de Cristo una obligación, “tengo que dar el ejemplo”, no hagamos eso ya que si lo hacemos obligación por naturaleza empujaremos en contra de esa obligación. ¿Cuántas veces te has dicho “tengo que ir al gimnasio”? ¿Cuántas veces has dicho “tengo que dejar de ser infiel a mi esposa”? verdad que muchas veces nos hemos impuesto cosas que al final no cumplimos, solo es la emoción del cambio pero pasa una semana y ya no lo hacemos. Que el comportarnos como es digno del evangelio sea un estilo de vida, algo natural, algo que nos da placer y que nos gusta mucho. Que el vivir como cristianos sea nuestro deleite permanente, que el hacer el bien a los demás sea nuestro actuar natural. ¿Vives como un cristino o como un cristiano?

Filipenses 1. 27 Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio, 28 y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto de Dios.

Por Josué Guzmán

Puedes escribirme a pastorjosueguzman@gmail.com


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: