Olvida tu pasado


Es increíble la fascinación peyorativa que tenemos sobre el pasado, muchos no viven del presente sino del pasado, de sus glorias pasadas. Estaría bien ver hacia atrás, recordar algunos éxitos y luego ver hacia delante, hacia arriba ya inspirados y seguros que haremos todavía algo mejor. Lamentablemente la mayoría mira hacia atrás para hacerse daño casi irremediablemente.

Tanta tela que cortar en este tema del pasado que resulta muy difícil enfocarse en algo en particular. Hoy trataré de dejarte claro que el pasado debe ser quitado de tu vida, que no te es provechoso llorar tu vida pasada, los acontecimientos y hechos del pasado. Ahora es tiempo de volver la vista hacia arriba y extenderte hacia delante, mirando nuevos horizontes, nuevos retos, nuevas realidades.

Una de las cosas más difíciles para el ser humano es indiscutiblemente olvidar el pasado. Nuestra mente nos traiciona a diario y casi siempre traemos recuerdos que no queremos recordar, traemos eventos a nuestra mente que no queremos vivirlos nuevamente, traemos pensamientos que en realidad ya no queremos pensar otra vez. Hoy es momento de aceptar tu pasado y saber que no puedes hacer absolutamente nada por cambiarlo, lo hecho, hecho está; lo desparramado, desparramado esta; lo dicho, dicho está. ¿Qué nos queda hacer? Es algo sencillo, tanto que nos cuesta creer que es así de fácil: Olvidarlo. Ya no te mortifiques por cosas que hiciste o no hiciste en tu vida pasada, ya estuvo, ya lo hiciste, ya no podemos retroceder el tiempo. Olvídalo y construye un nuevo futuro, divisa un nuevo horizonte, mirando siempre el blanco perfecto que es Cristo Jesús.

Muchos se ahogan en su mar de culpabilidad, no te perdonas el haber perdido tu virginidad con aquel hombre que no se convirtió en tu esposo, te odias porque mamá murió sin antes tu acercarte a ella para pedirle perdón por aquel día en que la hiciste llorar por esas palabras hirientes como cuchillos y navajas. No perdonas a tus padres porque se separaron justamente cuando necesitabas más amor. Muchas veces te sientes triste porque tu vida no va en el camino indicado debido a lo que hiciste en el pasado. Te emocionaste, te casaste con la mujer de la cual estabas enamorada y al poco tiempo te das cuenta que solo fue una ilusión, y esa experiencia te marcó la vida de desesperanza y desolación. Te sientes culpable de todas aquellas noches que pasaste con una y otra mujer, sabiendo que tu esposa y tus hijos estaban esperando por ti en el hogar. Cuando miras a tu esposa, tu corazón se llena de pena, vergüenza y angustia ya que traes recuerdos de todas las veces que inventaste una historia para salir con tu aventura de una noche, de unos meses.

Hoy puedes pedirle a Dios perdón por la sangre de Jesús que fue derramada en la cruz del Calvario por ti y por mí. Solo falta que lo confieses a Él para sentir esa liberación absoluta. Ya no cargues con tus errores, ya no sostengas tus penas y malos recuerdos del pasado. Redímete con Dios y mira hacia adelante que Él quiere una vida mejor para ti. La vida no es para vivirla mal, la vida es para disfrutarla; con esto no quiero decir que todo será color de rosa, sino más bien que siempre debes tener claro que Dios tiene algo mejor para ti. No te digo que los problemas se acabarán, pero si acabaran los martirios del pasado y siempre tendrás una luz en tu camino, tendrás un futuro asegurado, tendrás una motivación que lo mejor está por venir.

Ya deja de recordar y revivir el pasado, ya Dios lo mandó al fondo del mar para nunca volverlo a sacar. Ya tus errores están en el pasado, ahora se trata que te reconcilies con Dios y veas la buena y nueva vida que Él quiere darte. No es tan difícil como piensas. Ven a un nuevo futuro, atrévete a pensar diferente y ver y extenderte hacia tu futuro.

Filipenses 3. 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Por Josué Manuel Guzmán

Anuncios

2 responses to “Olvida tu pasado

  • karen Alfaro

    Dios es maravilloso estoy pasando por una crisis emocional muy grande este pasaje me ha servido mucho a dejar mis cargas en las manos de Dios el peleara mis batallas a veces nos aferramos al pasado yo lo he vivido hay personas que de eso han querido tomar ventaja y botarme pero diel es Dios que seguiremos adelante

  • isabel

    Que Dios lo bendiga grande mente este dia si que me sentia asi como dice la porcion diaria pero tomo para mi esa palabra bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: