¿Te sientes bien cuando no tienes dinero?


Estoy a punto de tocar un tema muy escabroso, sobretodo en las sociedades latinas. Conozco y he hablado con latinos de todas las nacionalidades, ecuatorianos, dominicanos, colombianos, venezolanos, argentinos, paraguayos, uruguayos, brasileños, peruanos, chilenos, cubanos, y la lista sigue hasta no dejar un país. Me dirás “Josué discúlpame mucho pero no estoy leyendo tu blog para saber cuántas nacionalidades conoces, sino para aprender algo”. Tienes toda la razón del mundo, es por eso que iré al grano. He visto que nos interesa en sobremanera lo que otras personas piensen de nosotros, llegando al extremo de atentar con nuestra economía con tal de aparentar algo que realmente no somos y lejos estamos de serlo.

Soy administrador de empresas de profesión y por casualidad tengo un postgrado en finanzas también, y lo que recuerdo de las clases y las experiencias comentadas es que ya sea se trate de economía personal o economía de país, la regla es la misma: No gastes más de lo que ganas, caso contrario te meterás en problemas serios. Esta regla es tan obvia y sencilla que resulta engorrosa llevarla a la práctica. Soy una persona que apoya el uso de las tarjetas de crédito, me resulta muy beneficioso pagar mis gastos con el dinero de otro, y luego 30 o 60 días después de haber disfrutado de mis gastos, pagar de una sola vez el monto en el que incurrí. Esto hace que no pague ni un centavo de interés y además me dan puntos que los puedo redimir por comidas y diversión gratis, sin olvidar la huella de reputación positiva en el sistema financiero.

¿Por qué muchas personas no pueden tener una tarjeta de crédito en sus manos? lo primero que hacen es irse de compras y darse la vida que en realidad no pueden darse. Este tipo de personas no ha aprendido a vivir en la escasez  mucho menos en la abundancia, tal y como Pablo dijo a los filipenses.

Algo te puedo decir, si no puedes vivir ordenadamente con poco; dudo que lo puedas hacer con mucho. Ten cuidado, Dios no suele darle carro al que no tiene permiso de conducir; Dios no te dará esa abundancia si no la puedes manejar, no hará un mal a tu vida.

¿Por qué no te ordenas? no compres lo que no necesitas, total un par de pies tienes, un solo cuerpo, dos orejas. Empieza a tener un ahorro, y verás que Dios se agradará de tu manera de administrar, y si persistes en esa cultura, te dará aun más. Debemos ser buenos administradores de las bendiciones de Dios.

Elabora un presupuesto y verás los números de tus finanzas, elabora un plan de ahorro, sal de la deuda, que tu meta sea CERO deudas. Empieza a disfrutar realmente de las bendiciones de Dios, que la camisa que andas sea verdaderamente tuya y que no la debas, que el televisor que compraste te pertenezca y disfrutes de las películas sin pensar que podría ser la última que veas antes que te embarguen el aparato.

Filipenses 4. 11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

por Josué M. Guzmán


One response to “¿Te sientes bien cuando no tienes dinero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: