El que no ayuda, estorba


“El que no ayuda estorba” es una frase por demás popular al menos en El Salvador, que denota que la persona que no colabora en beneficio de algo se convierte en un inútil que atrasa el trabajo. ¿Sí o no que hay veces que es mejor hacer el trabajo solo que en grupo? ¿Por qué a veces te es más fácil trabajar solo que acompañado? ¿Por qué el trabajo de tres lo hacen mucho mejor dos? La respuesta a estas interrogantes es un tanto sencillo: No todos trabajan en la misma intensidad y pueden llegar a retrasar el trabajo de los otros convirtiéndose así en algo poco favorable para el equipo.

Ahora quisiera hablar de la superación, de tener ese sueño incesante de ser cada día alguien mejor, de alcanzar las metas propuestas, de culturizarse, de aprender constantemente y nunca menospreciar la riqueza y el desarrollo que ofrece el conocimiento. Es una verdadera tristeza ver como jóvenes pasan por alto y con tanta facilidad la oportunidad de esforzarse y lograr sus estudios universitarios. Es muy desconsolador darse cuenta como personas teniendo la oportunidad de aprender algo nuevo que les ayudará en la vida, desaprovechan la oportunidad por el sencillo hecho de ver televisión, estar dormidos o leer el diario.

No estoy diciendo que por el hecho que alguien no tenga un título universitario se convierte en una persona inútil, sino más bien el deseo de no aprender y quedarse en la misma situación permanentemente. A lo que me refiero es al no progreso, al no crecimiento a la no capacitación constante. Exhorto a esas personas que tienen la oportunidad clara de prepararse y no la han aprovechado por motivos secundarios que más parecen excusas que argumentos valederos. Cuando decimos no a aprender cosas nuevas, estamos matando parte de nosotros, parte de nuestra naturaleza de aprendizaje permanente. Es maravilloso y fascinante el saber que NUNCA lo sabremos todo, este sencillo hecho nos da una variedad de temas de los cuales podemos aprender todos los días. Siempre hay algo nuevo e interesante que leer, siempre hay una actividad nueva por aprender y desarrollar, todos los días tienes una nueva idea que podría volverse realidad, WOW es excitante el saber que no hay una pizca de aburrimiento en la vida.

En algún tiempo podríamos ser inútiles, es decir no ser eficientes en nuestros trabajos u oficios; pero debemos de tener claro que conforme nos esforcemos, pasaremos a ser personas muy útiles y capaces de elaborar lo que nos propongamos. Tengamos siempre presente que el deseo de aprender nunca debe ser quitado de nuestras mentes. Si hablas un idioma, aprende a hablar otro; si manejas un programa de computadora, intenta con otro; si tocas un instrumento musical, comienza a tocar otro; si ya puedes cocinar, aprender a preparar postres. Siempre hay algo de provecho que puedes aprender, siempre hay algo beneficioso para nuestra vida si adquirimos conocimiento. ¡Vamos no te quedes con lo que tienes¡ tú vas por más.

¡Qué bonito es encontrarse con personas que les gusta aprender! Programemos nuestras mentes a aprender cosas nuevas todos los días y verás que pasa un año y quedas satisfecho de todo lo que ahora conoces, eso te hace crecer y ser mejor persona. Aprende, aprende, aprende, esa es mi filosofía. Nunca es tarde para empezar las cosas buenas, vamos lo que más cuesta es dar el primer paso.

Filemón 1. 11 el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil, 12 el cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo.

Por Josué Manuel Guzmán

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: