¿Engañado?


Muchas veces nos tomamos muy en serio la mundialmente famosa incredulidad de Tomás, “Hasta no ver y tocar, no creer”, y en eso basarnos para tomar las decisiones de nuestra vida. Debemos de aclarar algo, Tomás tuvo el gran honor de ser contemporáneo de Jesús, verlo hacer milagros, hablar con él, relacionarse de cerca y conocerlo como persona. Todos nosotros no tuvimos esa oportunidad, sin embargo nos queda la Palabra de Dios que es el manual de nuestras vidas.

Muchos han tomado el camino del beneplácito personal, haciendo lo que ellos creen que es mejor para sus vidas y muchas veces para la vida de sus hijos. A lo largo de la historia hemos visto que el hombre no es el más acertado para saber qué hacer con la vida; si piensas lo contrario veamos nuestras sociedades: robo, sexo ilícito, corrupción, intereses mezquinos, traiciones, contiendas, enojos, calumnias, borracheras, fornicación, adulterio y la lista puede seguir con varios etcéteras. Lo curioso es que todo lo malo que actualmente hacemos está condenado por Dios y nos hace ver el fruto de ese pecado. Creo que está por demás fundamentado que la Biblia tiene la base para tener un mejor nivel de vida, es decir vivir feliz, contento, con abundancia, con confianza y justicia.

¿Qué nos hace pensar que podemos manejar nuestra vida? El hecho que tengas posiciones económicas, no significa que has manejado bien tu vida. ¡Qué bueno que tienes abundancia material! Pero lamentablemente eso es solo una posible parte de todo lo que te estoy hablando. ¿Cómo estás internamente? Es una pregunta que solamente tú te puedes responder. Trata de ocupar unos 5 minutos para responderte sinceramente.

Aunque no me lo creas, para tener el mejor nivel de vida no se requiere necesariamente de dinero y posesiones materiales; sino que se requiere de tener a Jesús en tu corazón. Aquí viene una pregunta: ¿Realmente estás dejando que Jesús gobierne tu vida? Muchos dicen que son cristianos, que creen en Dios pero siguen teniendo relaciones sexuales con sus novias, siguen hablando con palabras deshonestas, siguen con vicios que destruyen sus vidas, siguen con violencia familiar, siguen con ataduras en la pornografía y aprovechan todas las oportunidades que se presentan para timar a los demás. Eso es no darle el control total de la vida a aquel que la creó. Eso es ser sabio en su propia opinión.

¿Dónde está el hombre luego de ser sabio en su propia opinión? Veamos las noticias de cualquier canal, de cualquier periódico de cualquier país del mundo y nos daremos cuenta hasta donde hemos llegado. Ahora resulta lo más normal que al hombre le guste el hombre, que a la mujer la mujer. Si no piensas igual te tildan de mente cerrada y cavernícola. Yo más creo que eso es no hacerle caso a Dios y vivir según lo que nosotros creemos que es lo mejor y lo correcto.

Es momento de leer un poco el manual de tu vida, La Biblia, y darte cuenta de lo que tienes que hacer para tener una vida completa y feliz. Vale la pena ¿no?

1 Corintios 3. 18 Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: Él prende a los sabios en la astucia de ellos.

Por Josué Manuel Guzmán
Anuncios

One response to “¿Engañado?

  • isabel

    Que Dios lo bendiga pues tiene mucha rason y es de poner en prctica para seguir aprendiendo de la palabra de Dios y no en la propia opinion de uno bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: