La Fascinante e Interesante Falsa Realidad


Más de alguna vez nos hemos sentido perdidos, confundidos y desubicados, lo que nos hace correr alocadamente a un lugar tranquilo, lejos de los demás donde podamos aclarar nuestros sentimientos, nuestra esencia y a verdad. Hay muchas personas que han hecho de su vida exactamente eso, una interesante y fascinante falsa realidad.

Manejamos el automóvil que no podemos pagar, disfrutamos el viaje de nuestra vida que no podemos costearnos, hablamos en el celular que nos está dejando pobres, vivimos la vida que más temprano que tarde nos hará caer en el abismo gigante de la banca rota y la clasificación “C” del sistema financiero.

Algunas personas hasta mienten en sus profesiones, se dicen licenciados, ingenieros, doctores, maestros y magisters sin siquiera haber estado inscritos en la universidad. Tomaron la vía rápida y compraron algunas voluntades que les hizo acreedores de un cartón que los hacía profesionales en tal o cual área.

Hay otros que se inventan la casa donde viven, comentan la aventura del viaje del verano pasado que nunca tuvieron, mencionan en qué gastaron las ganancias que les dejó el último negocio que nunca ganaron. Creo que ya entendiste al punto que quiero llegar, muchos han hecho de la vida una verdadera mentira, llena de falacias, fantasías e incongruencias. Lo peligroso es que esta situación llega a un momento en el que se comienzan a creer sus propias mentiras, ocupando el famoso método que “una mentira dicha varias veces, se convierte en una verdad”. Forman de esta manera una burbuja donde todo está bien, donde lo que importa es como me ven los demás, qué opinión tienen los demás de mí.

Estoy de acuerdo en que debes cuidar tu apariencia personal, y debes mantener una reputación intachable; sin embargo, muchas personas se exceden en la importancia que se le da al “que dirán” de las otras personas, originando así una vida llena de deudas al querer tener un estilo de vida que en realidad no pueden darse ni mantener. ¿De qué te sirve tener un vehículo al cual no le puedes dar mantenimiento? ¿De qué te sirve ir a la mejor estética si no tienes nada en el refrigerador para tus hijos? ¿De qué te sirve el mejor celular sino tienes dinero para tenerlo con saldo?

Empecemos a vivir una vida acorde a nuestra realidad sin olvidar que Dios puede mejorar drásticamente nuestra situación si tenemos una actitud de servicio. Comencemos a celebrar la fiesta de la sinceridad y de la verdad.

1 Corintios 5. 8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

Por Josué Manuel Guzmán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: