La herencia de mi papá


No cabe la menor duda que una de las personas que siempre admiraré es a mi padre, un hombre que me dio todo su amor desde que era un niño, un precioso ser que no escatimó desveladas, madrugadas y esfuerzos para brindarme una mejor vida. Nunca me olvidaré de ti, papá, nunca olvidaré tus instrucciones para ser una mejor persona, nunca olvidaré tu rostro cansado cuando venías del trabajo y que se transformaba en un rostro feliz y contento para darme el abrazo con mucho esfuerzo.

Cuando tenías muchas ganas de dormir, te interrumpí con mis pláticas inverosímiles y totalmente fuera de lugar, aun así me ponías atención y platicabas. Gracias por enseñarme que el trabajo es la dirección que se debe toma para salir adelante. Gracias por inculcarme que la educación debe ser mi herramienta de trabajo, gracias por darme todo lo que a ti te privaron cuando niño. Gracias por darme la oportunidad de desarrollo que tú no tuviste, gracias por darme de comer lo que a ti no te dieron de comer, gracias por darme de vestir lo que a ti no te dieron de vestir, gracias por darme la vida que ni en sueños tuviste tú cuando pequeño. Gracias por tu gran generosidad, gracias por tener siempre en tu corazón el brindarme todo lo necesario para ser un mejor hijo. Eres papito bello invalorable, es casi imposible no derramar lágrimas al pensar en los episodios de mi vida donde tú eres el protagonista, TODOS.

Solo contigo tengo MUCHO por lo cual agradecerle a Dios. Has sido y sigues siendo una persona de bendición a mi vida, una persona que admirar, que honrar y amar. Eres el ejemplo que Dios me puso para seguir, eres mi héroe, el que tiene súper poderes. Siempre será así, siempre ha sido así. Me siento muy orgulloso de tener un padre como tú. Me siento tan agradecido y favorecido con Dios de darme tantos privilegios y el mayor de ellos es el ser tu hijo.

Me has enseñado todo en esta vida, pero lo más grande, lo más inmenso, la riqueza que no se puede calcular su valor, la herencia sin precedente que alguien puede dejar a otra persona es: Nuestro Señor Jesús.

Por medio de ti aprendí que trabajar en los caminos de Dios es lo más maravilloso que puede ocurrir en este mundo. Gracias por darme la herencia del evangelio, me has hecho el hombre más rico del mundo. Papá, te amo con todo mi corazón, eres lo máximo.-

1 Corintios 15. 58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

Tu hijo, Josué Manuel Guzmán

3 responses to “La herencia de mi papá

  • Flory

    Preciosa porción de hoy! me sacaste las lágrimas espero puedas imprimirlo y entregarselo a tu papá quien es mi papá espritual también!!

  • Ana Victoria Estrada

    Que lindo!!!! comparto contigo, La enseñanza y el creer en Señor Jesucristo es lo mejor que a mi también me han heredado.

  • Mau Mendoza

    Sin duda!!!! LA MEJOR HERENCIA!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: