Los cristianos que no son cristianos


Creo que recibiré más de un comentario, mensaje o correo no tan agradable por esta reflexión. Créanme que no me empuja ni el rencor, irá, enojo, rencilla, o cualquier raíz de índole negativo, es más; escribo esta reflexión con mucha tristeza en mi corazón por olvidarnos de lo realmente importante: Nuestro Dios.

Es muy cierto que Dios a través del trabajo arduo en una iglesia nos bendice y nos llena de muchas satisfacciones; pero también te puedo decir, con mucha propiedad, que he sufrido los peores desplantes y he aguantado los más angustiosos golpes bajos en mi vida también en la iglesia. Con esto no quiero desilucionarte, ni mucho menos desmotivarte en tu búsqueda de Dios. Más bien deseo que recapacites y vuelvas a la senda antigua, que vuelvas a enamorarte de Dios y que añores nuevamente aquellos tiempos cuando tu relación con Dios empezó.

He visto por muchos años como las personas llegan a la iglesia, lleno de problemas, carencias, desilusiones, sufrimientos, enfermos y lleno de raspones por los golpes causados por una vida sin Cristo. He visto como Dios, de una manera milagrosa y fantástica, ha restaurado la vida de cada uno de ellos; pero también he visto como muchos de repente perdieron el camino, se nublaron y su entendimiento se volvió tenebroso y distorcionado.

Es increíble como nuestros países están llenos de iglesias, pero no porque la obra de Dios esté creciendo (aunque está creciendo); sino de muchos que no se sujetan a sus pastores, comienzan a revelarse, dividen las iglesias y luego forman una bajo el famoso y trillado cuento de que “sintieron en su corazón el llamado de Dios”. No quiero decir con esto que no existen los llamados genuinos de Dios, claro que los hay, y se dan cuando se forman las nuevas obras de CERO, sin destruir, ni debilitar, ni dividir congregaciones existentes, o en su defecto con el permiso total de su cobertura.

He sufrido al ver como las personas son engañadas por estos charlatanes del evangelio. He visto como estas personas son persuadidas y como al final, sus almas se pierden aborreciendo el evangelio al grado de no querer saber nada de una iglesia, ni de Dios.

Estoy harto de ver cristianos que no son cristianos, que solo andan buscando protagonismo y solventar sus antojos mezquinos, ya basta, volvamos a lo básico, a velar por las necesidades de las personas. Trabajemos por aquellos que no conocen a Cristo, dejemos de formar obras que tienen como base la rebeldía y la no sujeción. Velemos por las necesidades de nuestros hermanos, de lo contrario en el día venidero Dios nos pedirá cuenta.

Mateo 25 44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. 46 E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

por Josué Manuel Guzmán

6 responses to “Los cristianos que no son cristianos

  • Ana Maria

    Excelente reflexión! Lo más seguro es que si haya puesto el dedo sobre llaga para muchas personas; pero lastimosamente como usted lo menciona, es una realidad que asecha a muchas iglesias en nuestro país. Dios no solo esta en un templo, en un lugar físico, esta en todas partes y en cada uno de nosotros y más en aquellos que necesitan ver a un Dios vivo dando una ayuda desinteresada para aquel que más lo necesita. El recordar que aunque tengamos a Dios en nuestras vidas y decidamos ser pescadores de hombres, no podemos luchar en el mundo bajo nuestra propias fuerzas o nuestras propias ideas, sino que necesitamos de ese discernimiento , poder y sabiduría que solo Dios puede dar y este no se logra únicamente a través de ese llamado, sino en un proceso de aprendizaje, conocimiento y obediencia con aquellos que han logrado una madurez espiritual y por supuesto a través de su palabra . Es triste ver que en las mismas congregaciones permitamos que el enemigo nos aceche y pueda provocar desunión y dividir a ese equipo que puede edificar muchas vidas como un equipo de trabajo, donde Dios dispuso tenernos.

    Bendiciones!
    PD.: Pastor tiene algún sitio web donde se puedan escuchar sus predicas?

  • Edu Mejia

    He pensado de forma muy similar estas semanas, Josue.
    Es como si el corazón del Padre latiera y dijera: YA BASTA!
    Nada mas ayer estuve llorando con intensidad en la presencia del Señor por estos motivos y otros que tienen que ver como las personas se lanzan flechas unos contra otros. Así como cuando el pueblo de Israel adoro y el enemigo se ataco contra si mismo, la iglesia lo esta haciendo.
    Dios ayude a estas personas frías que no comprenden que Dios quiere sanarlos, liberarlos y cambiar su lamento en baile, darles gozo en lugar de tristeza a la cual se aferran.

    Gracias por hacerte vulnerable y exponerte con esta nota. Te animo hacerlo sin temor.
    Un abrazo.

  • norberto nolasco

    muy buena refleccoin creo que en estos tiempos donde la iglesia esta siendo transformada por el poder del Espirutu Sánto seran llamados muchos pero pocos los elejidos el apostol Santiago en su epistola llamaeste tipo de perosonas de doble animo

    siga adelante

  • Flory

    Excelente reflexión!
    Dios te siga utilizando

  • isabel

    Si tiene mucha rason la palabra y nose ponga que le ban a mandar correos negativos por que si es de parte de Dios cada quien agarra su parte que Dios los bendiga

  • Irvin Cruz

    Muy buen dia pastor.

    Tremenda reflexión la que publico este dia ¡¡lo felicito!! por ser parte de aquellos que rompen con el esquema tradicional, de no tocar esos temas.

    Pastor, me he dado cuenta que la iglesia cristiana en nuestro pais, se encuentra muy dividida y considero que si estamos buscando un verdadero Avivamiento, necesitamos palpitar a un solo ritmo en Cristo Jesús. Me gustaria ver, o mejor dicho poder hacer algo, para cambiar esta situacion, lo veo en mi propia iglesia y en otras iglesias, y es algo que me da tristeza y a la vez enojo, de ver como existen personas que tienen años de estar en la iglesia y ni siquiera se conocen, entran y salen de la iglesia como que fueran desconocidos, en lugar de sentirse parte del lugar o sentir que esa es su casa, otros se cierran en sus grupos y viven ahi toda su vida en lugar de acercarse a los nuevos para invitarlos a que conozcan mas de la palabra.

    Es cierto que la relacion con El Padre, El Hijo y El Espiritu Santo, es algo personal y que hay que amarlos a ellos más que a nuestra vida misma, Pero tambien nos enseñan que hay que saber amarnos los unos a los otros, “Hace falta hermandad verdadera, y no pasajera”.

    No se si esto podria ser un “llamado” pero creame que es una idea que ha perseverado en mi desde ya varios meses, y que me gustaria encontrar la forma de como ponerla en marcha. Yo pongo de mi parte en la iglesia a la que asisto, pero siento que aún hay mas que poder hacer, y no se como comenzar, estoy abierto a consejos.

    Le deseo Bendiciones

    Atte.
    Irvin Cruz

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: