Hacerse el loco con Dios


No me vas a dejar mentir, muchas veces “metemos las patas” a sabiendas de lo que estamos haciendo. Son muy contados los errores que cometemos sin tener una dimensión casi exacta de lo que estamos haciendo o a punto de hacer. Creo que solo un niño, una persona que está en los primeros años de su vida se le puede tildar de inocente al hacer una travesura, pero ya una chica de 14 ó 15 años que abre sus piernitas para tener relaciones sexuales con un “amigo”, no es precisamente inocente, y más bien sabe exactamente que lo que está haciendo no lo tiene que hacer.

Pero ¿Qué pasa cuando actuamos mal a sabiendas que es incorrecto? Creo que la mayoría piensa que la respuesta a esta interrogante es “no pasa nada”, lo digo ya que las personas no paran de cometer los mismos errores. Vemos como los malos ejemplos de los padres se convierten en el diario vivir de los hijos, son muy pocos los casos donde los hijos rompen con el mal proceder de sus padres. ¿No te has fijado que las madres solteras o que tienen hijos antes del matrimonio vienen en serie?, vemos que tanto la mamá como la hija cometieron el mismo error. ¿No resulta curioso el fenómeno que un padre borracho educa a un hijo que también es borracho? Pareciera que el mal proceder es contagioso, y hasta hereditario.

Ya que el escarmiento no viene inmediatamente después de la falta cometida, pensamos que podemos burlar a Dios y salirnos con la nuestra. Sin embargo la ley divina nos dice que todo lo que sembramos eso también segaremos, aunque no sea justo después de la obra. Podemos pasar 20, 30, 40 años o casi toda una vida sin recibir aparentemente un castigo por rebelarnos contra Dios, sin embargo la factura divina se te pudo haber pasado en pequeñas cantidades casi imperceptibles. Te vas dando cuenta que has padecido muchas enfermedades, ningún hijo tuyo es una persona de bien y de éxito, tu matrimonio apesta, y en el fondo descubres que no eres verdaderamente feliz.

Creo que todos hemos visto la escena del perrito que vomita y luego se come su mismo vómito. Nos parece intolerable y nauseabundo cómo un ser viviente puede cometer semejante acto, comerse su vómito. Pero es precisamente lo que hacemos cuando nosotros los humanos volvemos a cometer el mismo error; es más la Biblia los compara con un cerdito recién bañado y que luego va y se revuelva en el lodo.

Que vamos a pagar, vamos a pagar, de eso no se salva nadie. Cada acto que hacemos tiene una recompensa positiva o negativa según sea el caso. Es probable que nunca percibas el daño que te provocas, pero eso no significa que no lo tengas. Puedes “pasarla bien” siéndole infiel a tu esposa, puede ser que “disfrutes” los días de playa o de descanso en tu casa en lugar de visitar y servir en una iglesia, es muy probable que “goces” perder el tiempo en cosas sin sentido y no ocuparlo para hablar con Dios u orar, pero ¿sabes qué? recibes el fruto de tus actos, tarde o temprano. No te puedes librar de la ley de la vida, que todo se te regresa de una u otra manera. Te puedes salir con la tuya, pero llegará el momento que el haberte hecho el loco con Dios traerá muchas desilusiones.

Piensa antes de actuar.

2 Pedro 2. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

por Josué Manuel Guzmán

2 responses to “Hacerse el loco con Dios

  • Raul Antonio Cerritos

    Es muy buena reflexcion,digna de ser tomada en cuenta,poniendola en practica,que DIOS le bendiga.

  • Sandra

    Dura palabra, muy oportuna mas ahora que en esta nacion se nos ha premiado con el primer lugar en criminalidad y violencia…gracias por hacernos meditar en nuestros caminos.
    Bendiciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: