Mentiras, calumnias y algo más


No hablarás contra tu prójimo falso testimonio. Éxodo 20:16

Declarar un juicio falso como verdadero y con intención de engañar, es mentir y mas allá de mentir es el fin de destruir.

Dios, en uno de los diez mandamientos, nos pide que no hablemos contra nuestros semejantes “falso testimonio”. Calumniar es “mentir contra el prójimo”. Se rompe el mandamiento también cuando decimos algo que puede parecer verdadero pero lo hacemos con engaño.

Pero existe un engaño que es mucho más peligroso y terrible: la mezcla de la verdad con la mentira. Y es que esta fue el arma que utilizó Satanás para seducir a Eva y traer como consecuencia la ruina humana.

La serpiente que era más astuta que los otros animales, mintió cuando dijo: “No moriréis”, porque desde ese momento y hasta hoy, la muerte está presente en cualquier parte del mundo. Pero, para que esa mentira tuviera apariencia de verdad, agregó: “El día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (Gen. 3:4, 5). Desde ese momento, todos los seres humanos tenemos una conciencia que nos ayuda a distinguir el bien y el mal.

Como cristianos, la verdad debe gobernar nuestra manera de hablar bajo cualquier circunstancia. Sabiendo que “La verdad es de Dios; el engaño en sus miles de formas proviene de Satanás, pues es el padre de TODA mentira”. Por esa razón, Jesús intercedió de esta forma: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” Juan 17:17.

Muchos pueden decir que nadie posee una verdad absoluta, que en nadie se puede confiar. Pero, aunque toda nuestra sociedad se mueva dentro de estos parámetros, la Biblia que es la única fuente de verdad absoluta, establece pensamientos claros para diferenciar la verdad de la mentira.

Lo bueno, lo honesto y lo veraz será glorificado por Dios, mientras todo lo que es mentira estará fuera de la Ciudad Celestial.

¿Aceptaste la Biblia como fuente de verdad única? ¿Estás viviendo como lo enseñan sus mandamientos? ¿Le estás permitiendo a las Escrituras que te santifiquen día a día? Recuerda que la Biblia es la Palabra de Dios y en Dios no existe la mentira; Jesús oró para que su Palabra se apoderara del corazón de sus seguidores.

No desprecies la intercesión de Jesús; acepta con gozo la fuente de verdad que él pone a tu alcance. Suplica diariamente la unción del Espíritu Santo y permítele que su poder guíe tus palabras.

Por lo tanto, es necesario reconocer que: “En nuestro corazón guardemos sus dichos, sus mandamientos, para no pecar contra Dios y mantenernos fieles y guiarnos en la verdad.”
Sin duda alguna, la VERDAD nos hara LIBRES.

Por: Rafael Reyes

Le doy gracias a mi querido amigo, el Pastor Rafael Reyes por compartir en Mi Porción Diaria esta tan bonita reflexión. Si quieres leer más reflexiones como estas entra al blog del Pastor Reyes a la siguiente dirección: http://juventudjosue.wordpress.com


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: