Hablas solo porque tienes boca



En varias ocasiones he escuchado “Hablas solo porque tienes boca” haciendo referencia de cuando opinamos de algo que no tenemos idea o información contundente para emitir un juicio de valor. Creo que son contados los seres humanos que no han abierto su boca apresuradamente para dar su punto de vista sobre algo de lo cual no conocen verdaderamente. El hablar sobre cuestiones que desconocemos nos ha acarreado desventuras y situaciones que juegan en contra.

Solemos meternos en “camisas de once varas” cuando inventamos información sobre temas que no manejamos o que simplemente no sabemos. Lo curioso de este comportamiento es que aun de los temas que manejamos con mucha facilidad y tenemos basta información, solemos exagerar. Aun de lo que conocemos tendemos a corromperlo. Me recuerdo que de chico empezamos a exagerar nuestros logros, aunque estos nos perjudiquen. Era más hombrecito el que más relaciones sexuales había tenido en el colegio. Eras la chica más popular si te habías acostado con algún chico mayor que tu. Eras el de la vida más envidiable si tomabas y te ponías borracho los fines de semana. Eras el más famoso del colegio si fumabas porros, le contestabas al profesor o llevabas preservativos. Era hasta un juego ridículo el exagerar tus salidas los fines de semana.

La cuestión es que llegas a viejo y las pláticas exageradas van corrompiéndote y como por “arte de magia” te vas convirtiendo en lo que tanto declaras. Ahora te das cuenta que no es mentira la cajetilla de cigarros que fumas a diario, y que antes solías fanfarronear que fumabas. Ahora te das cuenta que muchos hombres han pasado por ti, y que no te sientes bien, aunque aparentes otras cosas. Ya tienes 15 o 20 años desde cuando estabas en el colegio y lo que hablabas solo porque tenías boca se ha vuelto realidad, pero con un pequeño y fatal detalle: te han arruinado y te han quitado mucha vida.

Seamos sensatos de lo que hablemos. Habla con inteligencia, no nos comportemos irracionalmente. Muchas veces nos conviene no ver, no oír y callar.

Judas 1. 10 Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.

por Josué Manuel Guzmán
Anuncios

2 responses to “Hablas solo porque tienes boca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: