Quien olvida su historia está condenado a repetirla en el 2012


Andan diciendo que este año es el último según el famoso pero a la vez desconocido calendario maya. Pueda ser que sea el último año de nuestra vida, pueda ser que no, ¿quién sabe? uhmm, solo Dios.

En el mensaje que prediqué el pasado 31 de diciembre en la hermosa iglesia Misión Buenas Nuevas, hice una pregunta: ¿Cuántos quieren que el 2012 sea igual que el 2011? Te imaginarás cual fue la reacción, correcto, ninguno quiere que el 2012 sea igual al año pasado, aun sabiendo que el 2011 fue un año de muchos logros y beneficios.

Nadie quiere que este año nuevo sea igual o peor que el año 2011, es obvio, nadie quiere repetir la historia y eso esta muy bien. La frase “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”, del poeta y novelista  estadounidense de origen español George Santayana, es una tormentosa pero verdadera profecía que aplica a continentes, regiones, países, y personas. Si tu deseas un año nuevo fenomenal y mucho mejor que el año anterior debes recordar tu historia, debes conocer tus lados flacos, tus errores cometidos constantemente y tus metidas de pata de años anteriores. ¿Para qué? pues para no volver a vivir esos penosos momentos.

Si quieres un mejor año, trabaja para ello, cultívate más, si eres una persona con convicciones entonces afírmalas más. Lastimosamente el incrementar las malas palabras a tu vocabulario, las trasnochadas, las infidelidades, las borracheras, las parrandas, los desequilibrios nocturnos, y similares, no ayudarán a tener un mejor año; todo lo contrario traerán maldición y tempestades iguales o peores.

Disfruta sanamente este nuevo año, tienes 365 días (este año es bisiesto) para transformar tu historia, tu vida. No trabajes en transformar tu familia, tus amigos y vecinos; trabaja en cambiarte a ti mismo, en ser mejor, en alcanzar mejores beneficios, en renovarte. Solamente así tendrás la posibilidad de transformar todo lo que te rodea. Recuerda que la limpieza comienza en casa, el primero que debe cambiar eres tu y como dice una canción “y solamente tu y nadie más que tú”.

Que este 2012 sea de provecho, de cambios grandes, de ganancias trascendentales. Pero me dirás ¿cómo hago para que este año sea mejor que el 2011? Lo primero es recordar y tener claro los malos pasos que dimos en el 2011 para no volverlos a dar y segundo trazar metas sencillas y poderosas que con la ayuda de Dios transformarán cada una de nuestras vidas. Te doy algunos ejemplos: Enamorar a tu pareja, Leer un libro mensual, Aprender a tocar un instrumento musical, Aprender otro idioma, Empezar a escribir un libro, Aprender a dibujar, Aprender a utilizar programas de diseño, Convertirse en el mejor empleado de la empresa, Abrir el negocio que tienes en mente, No mentir, No emborracharse, Evitar las malas palabras en nuestra boca, Ir todas las semanas a la iglesia, Leer la Biblia todos los días, Visitar a tus padres y decirles te amo, No malgastar tu tiempo con tanta televisión, y la lista de ideas positivas que podemos lograr con un poco de esfuerzo, dedicación y disciplina, puede seguir y seguir.

Dile a Dios que nunca te abandone y que Su presencia este siempre contigo. Y recuerda algo muy bien: Tu Historia.

por Josué Manuel Guzmán

pastorjosue.guzman@gmail.com

 


2 responses to “Quien olvida su historia está condenado a repetirla en el 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: