Hijo Pródigo


Hijo PródigoComienzo con la letra de una canción que ha impactado mi vida los últimos 3 días.

“Vengo ante Tí Señor, vengo a pedirte perdón

He de entender que solo en Ti tengo seguridad y felicidad

Hoy vengo a Ti, rogando que mi vida

Hoy vuelva a ser como era, junto a Ti Señor.

Se que desperdicié, todo lo que recibí

Y hoy vuelvo a Ti, rogando Señor, que Tu me des el perdón

Quiero entregarte hoy, todo lo mejor que hay en mi

He de seguir no volveré atrás, te amo Señor Jesús.”

A veces olvidamos que sólo en el Señor encontramos la seguridad y la felicidad que necesitamos. Nos desviamos y la queremos encontrar en el dinero, en un buen trabajo, en un grupo de amigos, en la familia o en nuestra pareja.

No esta mal añorar un buen trabajo, tener buenos amigos, disfrutar con la familia o enamorarte fervientemente de tu esposa o novia.

El problema radica que si no tenemos las prioridades correctas podemos terminar muy mal, cometiendo errores garrafales que pueden costarnos la unción, la santidad y obviamente la relación íntima con Dios. Y es justo aquí donde la experiencia del hijo pródigo se vuelve realidad en nosotros. Después de andar vagando, teniendo un trabajo a costas de no ir a la iglesia, disfrutando con tus amigos a costa de desordenes, trasnochadas y experiencias que no te desarrollan, o un acercamiento con la familia que poco a poco va apartándote de Dios, te das cuenta que nada de eso te da una felicidad verdadera, un gozo perpetuo.

Lo más difícil de todo esto es que todas las malas experiencias se van acumulando en la cabeza y poco a poco se va tejiendo una sábana que no te deja vivir a cabalidad, sin tapujos, sin cadenas. Muchos andamos cargando una gran sábana del pasado, que es tan grande que nuestros pies tropiezan en ella y no podemos levantarnos.

¿Qué hacemos? la solución esta en nosotros, debemos tomar una decisión de volver a Dios, de congregarte, de no vivir un cristianismo “al suave”, de no tener una vida cristiana de domingo por la mañana.

En mas de una ocasión hemos buscado a Dios solo para recibir sus beneficios, sus bendiciones y su protección. Pero cuando creemos tener lo que necesitamos poco a poco vamos permitiendo que ventanas se abran y el enemigo vaya construyendo fortalezas en tu vida. Te puedo decir algunas de las puertecitas que le dejamos sin llave a Satanás. ¿Cómo estas con la música que escuchas? ¿Te da lo mismo escuchar a Ricardo Arjona que a Danilo Montero? Tu vocabulario es otra manera como el enemigo crea fortalezas. Si estás casado, los medios electrónicos te juegan en contra, la sociedad nos ha vendido la idea que cada persona tiene derecho a su independencia y de tener sus “secretitos”, no te dejes llevar por ese pensamiento que solo busca que lleves a una vida paralela a la de tu pareja. Que no hayan secretos, es mejor hablar con la verdad por más dura que esta sea.

Hoy podemos volver a Dios y recibir el verdadero perdón, retomar el primer amor, tener la convicción de no ver atrás.

Vamos da el paso este año, quita el orgullo, admitamos que cometimos errores.

Dios te bendiga

por Josué Manuel Guzmán


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: