Los cambios que mi vida necesita


CambioDe una u otra manera nuestra “conciencia” nos indica en un principio que determinada acción no es correcta. Ese llamado de atención de nuestra “conciencia”, a la medida que vayamos practicando el mismo pecado una y otra vez, se va enmudeciendo hasta pasar desapercibido.

Muchas personas llevan años y años tratando de salir de un vicio, de una situación inmoral vergonzosa, de una relación familiar quebrada o de pecados ocultos que están destruyendo poco a poco sus vidas.

¿Por qué se da esta condición? Más preocupante aún ¿por qué se da esta condición en los cristianos? Sabemos qué acciones no agradables a Dios debemos dejar de practicar, sin embargo no podemos dejarlas. Seguimos en esa relación extramarital, seguimos en esos negocios que rayan la ilegalidad. Seguimos torturándonos con los recuerdos de un amor pasado que paradójicamente trajo más daño que bien a nuestra vida. Seguimos encasillados, sin poder salir, en esos vicios que son más fuertes que nosotros como la mentira, la envidia, la desobediencia, el engaño, el fraude, las relaciones sexuales ilícitas y un gran y largo etcétera.

Uno de los errores que cometemos es pensar que con ir a la iglesia el domingo, las cosas cambiarán. Creemos que escuchando la radio cristiana de camino al trabajo, Dios verá nuestra vida y la solucionará. Creemos que con haber llorado en el último concierto cristiano al que asistimos, la presencia de Dios no dejará que nos metamos en problemas.

Como hemos podido experimentar, por más que vayamos a la iglesia, por más que asistamos a todos los eventos cristianos, por más que escuchemos música cristiana todo el día; el crecimiento espiritual no vendrá a nuestra vida así por así. Hoy en día hay  muchos cristianos “ancianos” pero inmaduros espirituales. Personas que nunca crecieron, se quedaron en una perpetua niñez espiritual, solo con el conocimiento bíblico pero sin practicarlo en el día a día.

El crecimiento espiritual, a diferencia de nuestro crecimiento físico, es una decisión que debemos tomar, no viene automáticamente. El buscar más de Dios es una acción que debemos desear, debemos de preocuparnos por atender. Elcrecer espiritual y dejar la niñez no es accidental, no viene por casualidad.

El cambio genuino se diferencia de cualquier emoción fuerte inequívocamente a través de los frutos, de los cambios, cambios que solamente Dios puede producir en nosotros, si y solo si nos ocupamos en tener una relación íntima y cercana con Él. No olvidando a nuestro socio mayor en la vida, el Espíritu Santo.

Los cambios se darán en nuestra vida si hacemos nuestra parte, tomar la decisión de parecernos más a Cristo y ocuparnos en nuestra salvación, luego Dios actúa maravillosamente en nuestras vidas produciendo en nosotros el querer como el hacer.

Los cambios grandes de nuestra vida comienzan cuando apagamos la televisión y buscamos el rostro de Dios en oración, cuando dejamos por un momento la cama y abrimos la Biblia para conocer más de Dios, y empezamos a ocuparnos en la cosas que Dios quiere. Aquí es cuando decidimos ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor como dice el apóstol Pablo. Fruto de ese ocupar es que experimentamos una sed de alabarle, de hablar con Él, de escuchar Su Palabra, de congregarnos activamente en una iglesia. Justamente cuando decidimos estar ocupados en parecernos más a Cristo, es cuando Dios produce en nosotros el querer y el hacer, los cambios que mi vida necesita.

Filipenses 2. “12Queridos hermanos, cuando yo estaba con ustedes, siempre me obedecían. Ahora que estoy lejos, deben obedecerme más que nunca. Por eso, con respeto y devoción a Dios, dedíquense a entender lo que significa ser salvado por Dios. 13Porque es Dios quien los motiva a hacer el bien, y quien los ayuda a practicarlo, y lo hace porque así lo quiere”.

Por Josué Guzmán
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: