Archivo de la etiqueta: El Salvador

¿Qué dice tu página llamada ENERO?


Escribir tu vidaEstamos a prácticamente 3 días para terminar el primer mes de este año nuevo 2014. Ya una página de 12 está a punto de ser impresa en el árbol de tu vida.

¿Qué dice esa página que tiene por título Enero? Algo te puedo decir, vacía no está. Algo debes de tener y es por eso que hoy escribo estas líneas. Haz el ejercicio de leer las notas que tus decisiones han escrito en tu vida. Después de todo es tu vida y no la de otro.

¿Estás caminando viendo hacia el pasado? ¿estás recorriendo el 2014 pensando en los pasos que diste o no diste en 2013? Para avanzar irremediablemente debes de enfocarte en el presente y tener una visión de un futuro prometedor. Que el pasado solo sirva para recordarte de las decisiones que trajeron bienestar a tu vida; pero también para traer a memoria aquellos errores y no volverlos a repetir. Continuar leyendo

Anuncios

El ejemplo de la política


De temas de política no suelo escribir en mi blog, no porque no me interese; sino más bien porque existen otras prioridades que cubrir y de mayor importancia en la sociedad. Ahora me he dispuesto a escribir ya que ha rebalsado en la desfachatez el pobre y bajo nivel que ha adquirido el inicio de la campaña política en El Salvador.

Casi todos los políticos públicamente declaran que se consideran servidores públicos, que se deben a la gente, que anhelan un desarrollo económico, social y cultural para nuestros países. Todo esto se oye muy bonito, sin embargo ya cuando toman posesión de sus puestos algo ocurre ya que suelen olvidarse de todo lo planteado. Creo que son una “raza” de personas muy apartadas de los principios cristianos donde reina el amor, la honestidad, el perdón, la templanza, la comprensión y la paciencia.

¿Cómo es posible que a nuestros dirigentes les haga falta estos principios? Solo con echar un vistazo a cualquier noticiero del país nos damos cuenta del nivel moral y social tan bajo que ostentan muy orgullosamente algunos políticos, y aquí hablo de todos los colores y sabores partidarios, creo que ninguno se escapa. ¿Qué no se dan cuenta los políticos que no están dando un buen ejemplo? Mira en las entrevistas televisivas la repugnante soberbia con la que hablan estas personas, creen que avergonzar al adversario político es una gracia y el practicar el dicho popular “Jalisco nunca pierde” es el más vivo e inteligente. Creo firmemente que nos hemos equivocado de camino. Las autoridades quieren que como ciudadanos ejerzamos el voto ya que es un derecho y un deber; pero por otro lado la gente sensata, que se gana el pan diario con el sudor de su frente, que es víctima de los malhechores y que todavía tiene sentido común, se rehusa a votar por alguien que pisotea sus principios que tanto ha guardado y transmitido a sus hijos.

Políticos, por favor abran los ojos. Todos los ciudadanos honestos, honrados y que deseamos un mejor país, no queremos ver competencias de quien avergüenza mejor, de quien tiene mayor poder; lo que queremos escuchar y ver es su ejemplo intachable de ciudadanos que quieren verdaderamente un mejor país. Queremos escuchar propuestas viables de desarrollo, queremos ver planes estratégicos para nuestra nación, planes de largo plazo que independientemente quien ocupe el cargo, se logren y se lleven acabo.

Estamos cansados de malos ejemplos, de pleitos porque fulano o mengano se robó el lema publicitario de campaña, porque se debe o no hacer la pinta y pega o porque se cambian de partido político impulsados por sus propios intereses mezquinos. Demuestren que son dignos candidatos a dirigir una comuna o tomar decisiones en un curul. Queremos ver principios como la honestidad, el amor al prójimo, el amor hacia sus enemigos, el poner la otra mejilla, el caminar la segunda milla, el que la blanda respuesta quita la ira y sobre todo el amar a Dios por sobre todas las cosas.

Dios les bendiga a todos.

por Josué Manuel Guzmán

 


Feliz y Bendecido Año 2012 a Todos mis Lectores


Feliz Año

Te deseo un feliz 2012

Por este rincón electrónico quiero manifestarte un agradecimiento muy grande por hacer posible Mi Porción Diaria. A lo largo de todo el 2011 hemos leído cerca de 173 mensajes y reflexiones que sin duda nos han hecho madurar y ver el mundo de una manera diferente. Continuar leyendo


¿Cómo está tu memoria?


Los latinos tenemos fama que tenemos memoria muy corta, significa que olvidamos muy rápido las cosas. Creo que no está mal el olvidar rápido las ofensas y no guardar rencor con nuestros amigos y familiares, es bueno olvidar los enojos y las palabras hirientes. Estoy seguro que no hay nada de malo en olvidar rápidamente aquello que nos impide crecer y desarrollarnos.

Hoy quiero hablar del otro lado de la moneda, cuando el olvidar rápido se convierte en algo dañino y contraproducente en nuestra propia vida. Hay una frase que la tengo muy presente que dice: “Pueblo que olvida historia, está condenado a repetirla”. Creo que esta frase para nuestro país El Salvador en particular es muy cierta. La mayoría de salvadoreños olvidamos muy rápido todos nuestros errores de país, solo pasan un par de años y los que hicieron de las suyas vuelven a tener puestos de confianza y honor. Parecería que se nos olvida muy pronto el sufrimiento, el llanto y la situación lamentable que pasamos al aceptar nuevamente esa fuente que nos hizo mucho daño y que no ha cambiado en nada. Continuar leyendo


No es por tradición, es por revelación


No hay nada inigualable a la tradición culinaria de una nación. Si no entiendes de lo que hablo te daré un pequeño ejemplo, para un salvadoreño no es lo mismo comer una pizza que una pupusa. Las pupusas para los que somos de El Salvador es una experiencia inolvidable. Que yo recuerde nunca he escuchado que las pupusas le hayan aburrido a alguien, creo que siempre se tiene la gana de comer pupusas, siempre se queda bien con esa comida independientemente el nivel económico. Nuestros familiares en tierras extranjeras añoran con gran devoción volver a probar el verdadero sabor de las pupusas, hechas con ingredientes de El Salvador; esto ya que no es lo mismo una pupusa hecha con ingredientes extranjeros que con los originarios de nuestra tierra. Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: