Archivo de la etiqueta: Excusas

¿Qué dice tu página llamada ENERO?


Escribir tu vidaEstamos a prácticamente 3 días para terminar el primer mes de este año nuevo 2014. Ya una página de 12 está a punto de ser impresa en el árbol de tu vida.

¿Qué dice esa página que tiene por título Enero? Algo te puedo decir, vacía no está. Algo debes de tener y es por eso que hoy escribo estas líneas. Haz el ejercicio de leer las notas que tus decisiones han escrito en tu vida. Después de todo es tu vida y no la de otro.

¿Estás caminando viendo hacia el pasado? ¿estás recorriendo el 2014 pensando en los pasos que diste o no diste en 2013? Para avanzar irremediablemente debes de enfocarte en el presente y tener una visión de un futuro prometedor. Que el pasado solo sirva para recordarte de las decisiones que trajeron bienestar a tu vida; pero también para traer a memoria aquellos errores y no volverlos a repetir. Continuar leyendo

Anuncios

¿Te falta poder espiritual?


Poder espiritualFalta poder, este es el sello que puede ponerse en la hoja de vida de más de algún cristiano. Tienen la preparación adecuada, han hecho todos los preparativos y arreglos necesarios; trabajan fuerte y fielmente; pero todo queda grandemente en un nivel humano.

Si confías en la educación y preparación, vas a lograr solamente eso para lo cual te educaron y prepararon. Pero cuando confías en Dios obtienes lo que Dios puede hacer. Continuar leyendo


Opta por la fe y no por el miedo


Cuando estaba muy pequeño y mis padres me tomaban en sus brazos, venían hermanos y les decían: “cuando crecen es el problema”. Fui creciendo y cuando ya era casi un adolescente: “ya verá que a esa edad son tremendos los jovencitos, ya lo verán”. Luego fui creciendo y esas predicciones jamás pasaron, soy una persona, gracias a Dios, que nunca ha desfallecido en el camino de la búsqueda de Dios.

Mis padres decidieron no permitir que esos miedos despertaran. En cambio ellos despertaron su fe. Ellos no esperaron que sus hijos causaran problemas, esperaron que se destacaran. Esperan que hagan grandes cosas con sus vidas. Continuar leyendo


¿Es lo mismo un Asesino en Serie que un Fornicario en Serie?


EquivocarseNo es lo mismo robar cien dólares que robar un millón de dólares, pero el hecho es el mismo: ROBAR. Entiendo que tampoco es lo mismo ser un asesino en serie que un fornicador en serie, pero el hecho es el mismo: PECAR. No existen los pecados grandes y los pecados chiquitos, todos nos alejan de Dios, todos construyen una brecha más amplia en la relación con Dios.

La Biblia habla de un lugar de tormento eterno que se llama Infierno el cual está preparado para todos lo que han decidido vivir conforme a sus deseos sin tomar en cuenta a Dios. Acá se lleva de encuentro a todos aquellos que no han querido seguir a Jesús ni sus enseñanzas. Es muy probable que hayan diferentes niveles de tormento en ese lugar de lago de fuego, seguramente los hechiceros, asesinos y violadores estén en un lugar más angustiante que el simple incrédulo o el buena gente que nunca mató una mosca, pero el lugar es el mismo: El infierno. Si me preguntas yo no quisiera estar en el lugar más “light” del infierno; sin embargo ese lugar más “suavecito” es el que forjamos si no damos el paso de buena gente a cristiano. Continuar leyendo


Hacerse el loco con Dios


No me vas a dejar mentir, muchas veces “metemos las patas” a sabiendas de lo que estamos haciendo. Son muy contados los errores que cometemos sin tener una dimensión casi exacta de lo que estamos haciendo o a punto de hacer. Creo que solo un niño, una persona que está en los primeros años de su vida se le puede tildar de inocente al hacer una travesura, pero ya una chica de 14 ó 15 años que abre sus piernitas para tener relaciones sexuales con un “amigo”, no es precisamente inocente, y más bien sabe exactamente que lo que está haciendo no lo tiene que hacer.

Pero ¿Qué pasa cuando actuamos mal a sabiendas que es incorrecto? Creo que la mayoría piensa que la respuesta a esta interrogante es “no pasa nada”, lo digo ya que las personas no paran de cometer los mismos errores. Vemos como los malos ejemplos de los padres se convierten en el diario vivir de los hijos, son muy pocos los casos donde los hijos rompen con el mal proceder de sus padres. ¿No te has fijado que las madres solteras o que tienen hijos antes del matrimonio vienen en serie?, vemos que tanto la mamá como la hija cometieron el mismo error. ¿No resulta curioso el fenómeno que un padre borracho educa a un hijo que también es borracho? Pareciera que el mal proceder es contagioso, y hasta hereditario. Continuar leyendo


Ganarse la vida legítimamente


Persona deshonesta con su jefeEstoy leyendo las cartas de Pablo al joven Timoteo y me sorprendo de la claridad con que le habla. A cualquiera le pudiera parecer “pesada” la manera en que Pablo le habla al joven, pero lejos de ser toscas, son palabras muy sensatas, llenas de honestidad y muy puntuales.

Creo que Pablo deseaba que Timoteo no se desviara del camino correcto y es por esta razón que no le habló en parábolas, sino más bien ocupó una manera de comunicarse un poco más ortodoxa. Una de las frases del capítulo 2 de la segunda epístola a Timoteo que más me atrajo para escribir es esta “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.”

Continuar leyendo


¿Será que nos hemos convertido en “ateos pasivos”?


De lo que escribiré hoy es un tema muy sonado, y por así decirlo, muy conflictivo pero a la vez imperante en la vida del ser humano. ¿Por qué razón la mayoría de seres humanos viven como quieren vivir y no cómo Dios nos instruye a hacerlo? Muchos dicen conocer a Jesús, es más en épocas como semana santa hasta participan de actividades religiosas. De una u otra manera casi todos, a excepción de las personas viviendo en los lugares más recónditos del mundo, hemos leído siquiera un párrafo de la Biblia. Todos concuerdan que la Biblia es un buen libro, buena lectura (aunque para mí es la Palabra de Dios) y que contiene buenos consejos. Entonces, ¿por qué no le hacemos caso? Continuar leyendo


¿Será que todos se van al cielo cuando mueren?


NewImage

Te resultará un poco ofensivo este tema si has experimentado una pérdida de un ser muy querido, pero créeme que mi intención no es hacer más grande esa herida sino más bien el ser sincero con esa gran mentira que todos aceptan como verdad, que todos somos hijos de Dios y que todos, independiente de nuestras acciones, tenemos un lugar reservado en el cielo.

No te has fijado que nadie dice “lástima que no se fue al cielo” o “pobrecito, ahorita está en el infierno chamuscándose”. ¿Por qué será que queremos creer la idea que todos nos vamos al “cielo” cuando morimos? Seguro que lejos de creer esa mentira, es más bien cuestión de comodidad y conveniencia. Continuar leyendo


Sin Saberlo Hospedaron Ángeles


Somos un poco más de 5 millones de salvadoreños en un territorio de 21 mil km2, eso significa que irremediablemente cuando sales te encuentras con al menos un conocido, amigo, vecino o alguien que se relacionó contigo de alguna manera. Pero también te encuentras personas en los lugares menos pensados.  Recuerdo que caminando cerca de Sol en el centro de Madrid, admirando las bellezas de la arquitectura (no pienses mal) y la música preciosa originada de aquellos que se dejan llamar limosneros, de repente mis ojos vieron a una amiga de la universidad, justamente pasando por la misma calle que yo, a la misma hora, en el mismo país y muy lejos de nuestro hogar.

Continuar leyendo


Los eternos niños espirituales


La gran mayoría ha confundido las palabras de Jesús cuando se refería a los niños y decía que”de los tales es el reino de los cielos”. Una cosa es la pureza del niño, su limpio corazón y su nada contaminada mente; otra muy diferente es la negación a crecer y hacerse responsable de la vida espiritual.

He conocido a muchos que solo les gusta tomar leche, no tener ninguna responsabilidad, ningún trabajo a su cargo, sin trabas ni compromisos. Vienen las dificultades de la vida y su vida espiritual se hace añicos, tropiezan y se hacen daño con el primer juguete que se encuentran en el camino. Porque nunca quisieron crecer espiritualmente hablando, se comen la plastilina, se llevan a la boca cualquier cosa como monedas, papel, tierra y juguetes de la mascota de la casa. He visto como personas han permanecido en una niñez espiritual no teniendo un cambio genuino y siempre en el juego de hacerse los analfabetas. Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: