Archivo de la etiqueta: Libertad

El Enfoque del Ser Humano


enfoqueAl mirar la historia, el presente y terroríficamente también el futuro, nos encontramos con un problema exageradamente grande en el comportamiento del ser humano:  EL ENFOQUE.

En demasiadas ocasiones prima los tesoros terrenales que las recompensas eternas. La mayoría de las personas están más interesadas en las cosas de la tierra que en las cosas del cielo. Pero ¿por qué de este comportamiento? Tomando en cuenta que nuestra mente es finita, se puede decir que este comportamiento es hasta un tanto racional. Sin embargo, al meditar en la Biblia nos damos cuenta que el darle prioridad a las cosas terrenales antes que a las recompensas del cielo, es una manera de pensar y actuar totalmente distante a un sano juicio. Continuar leyendo


El Romance con Dios


OrarLa palabra oración ha llegado a ser una palabra negativa. ¿Por qué lo digo? El ministerio de oración es uno de los que menos le interesa a la gente participar. Regularmente el culto de oración son de los menos concurridos. Si digo que predicaré acerca de la oración, en lugar de atraer, ahuyentaré a la gente. Como siempre, hay más de una razón por la cual la oración se ha hecho algo negativo.

  • La repetición, sin saber nunca cuántas veces hay que repetirle a Dios lo mismo para que nos escuche.
  • La falta de respuesta a muchos de nuestros pedidos (según Santiago), porque pedimos mal.
  • Creer que orar es pedir y pedir.
  • Pedir cosas que Dios espera que las hagamos nosotros.
  • Pedir cosas que ya Él prometió darnos.
  • No recibir las cosas necesarias para la vida, porque no buscamos primero su reino. Continuar leyendo

¿Qué dice tu página llamada ENERO?


Escribir tu vidaEstamos a prácticamente 3 días para terminar el primer mes de este año nuevo 2014. Ya una página de 12 está a punto de ser impresa en el árbol de tu vida.

¿Qué dice esa página que tiene por título Enero? Algo te puedo decir, vacía no está. Algo debes de tener y es por eso que hoy escribo estas líneas. Haz el ejercicio de leer las notas que tus decisiones han escrito en tu vida. Después de todo es tu vida y no la de otro.

¿Estás caminando viendo hacia el pasado? ¿estás recorriendo el 2014 pensando en los pasos que diste o no diste en 2013? Para avanzar irremediablemente debes de enfocarte en el presente y tener una visión de un futuro prometedor. Que el pasado solo sirva para recordarte de las decisiones que trajeron bienestar a tu vida; pero también para traer a memoria aquellos errores y no volverlos a repetir. Continuar leyendo


Hijo Pródigo


Hijo PródigoComienzo con la letra de una canción que ha impactado mi vida los últimos 3 días.

“Vengo ante Tí Señor, vengo a pedirte perdón

He de entender que solo en Ti tengo seguridad y felicidad

Hoy vengo a Ti, rogando que mi vida

Hoy vuelva a ser como era, junto a Ti Señor.

Se que desperdicié, todo lo que recibí

Y hoy vuelvo a Ti, rogando Señor, que Tu me des el perdón

Quiero entregarte hoy, todo lo mejor que hay en mi

He de seguir no volveré atrás, te amo Señor Jesús.” Continuar leyendo


Desmayan delante de nosotros


Si hago la pregunta ¿Cuántos cristianos han sufrido discriminación por parte de las personas que no son cristianas? Creo que la mayoría levantaría la mano y diría que ha sido víctima al menos en una ocasión de bromas, comentarios o acciones discriminatorias debido a nuestra elección de servir y seguir a Jesús.

Yo se lo que significa ser un niño, un joven y un adulto cristiano. Tuve la oportunidad de nacer en un hogar con padres cristianos y se que la vida fuera de casa para un cristiano es bastante fuerte, tanto así que pocos llegan a adultos para contarlo. En el camino han desfallecido muchos que eran cristianos cuando joven, víctimas de la presión de los amigos que decían que ser cristianos es algo anticuado y aburrido, claro en otras palabras. No falta el comentario que dice “yo no soy tonto para ir a la iglesia y que me roben el dinero con los diezmos y ofrendas”, “para que el pastor se compre un carro nuevo mejor no voy a la iglesia” y cosas por el estilo. Continuar leyendo


Sabemos más de “Pitbull” que de Jesús


Si te lees los 18 versículos del primer capítulo del libro de Josué, encontrarás una frase que sin duda te llamará la atención “Esfuérzate y sé valiente”.

Todo aquel que haya leído la historia de Josué sabrá que el reto que tenía por delante, de conquistar la tierra, era muy grande y complicado, tomando en cuenta que el pueblo de Israel no era precisamente un pueblo de guerreros. Venían de una esclavitud de muchos años en Egipto y por si esto fuera poco, muchos de los que estaban vivos en ese momento antes de conquistar habían nacido en el desierto y no sabían más que caminar en ese lugar.

A pesar del gran reto de estrategia y táctica militar para la conquista, al leer bien el capítulo uno, parece ser que el meollo del asunto no era precisamente el de la guerra contra los habitantes de aquellas tierras; sino más bien el tema más importante en sobremanera era de no apartarse ni adiestra ni a siniestra de la Ley que Dios le había dado a Moisés, su antecesor. Continuar leyendo


El Arte de Interesar a esa Persona Especial


Hubo un personaje de la historia que fue emblemático en la cultura estadounidense, estoy hablando del vigésimo sexto presidente de esa nación, Roosevelt.
Todos los que visitaron a este caballero quedaron asombrados por la profundidad y la diversidad de sus conocimientos. Fuese un vaquero o un soldado de caballería, un político de renombre o un doctor en medicina quien lo visitaba, Roosevelt sabía de qué hablar. ¿Cómo lo lograba? La respuesta le parecerá hasta absurda de lo sencilla que es. Siempre que Roosevelt esperaba a un visitante se quedaba hasta muy tarde la noche anterior a su llegada, instruyéndose en el tema sobre el cual sabía que se interesaba particularmente el huésped esperado.
Roosevelt no ignoraba, como los grandes líderes, que el camino real hasta el corazón es hablarle de las cosas que más preciadas le son. Continuar leyendo


¿Te cuesta hacer amigos?


¿Por qué entrar a este blog y leer acerca de cómo ser bienvenido en todas partes? ¿Por qué no estudiar profundamente la técnica del más grande conquistador de amigos que ha conocido jamás el mundo? ¿Te preguntarás, quién es? Es muy posible que lo hayas visto esta mañana, en tu casa o por la calle. Lo reconocerás ya que estando a cinco metros de ti, te agitaré la cola. Si te detienes a acariciarlo, saltará como enloquecido para demostrarte lo mucho que te quiere. Tú sabes muy bien que detrás de esa muestra de afecto no hay motivos escondidos: no quiere venderte un carro, no quiere venderte una casa, no quiere casarse contigo ni mucho menos pedirte dinero prestado.

¿No te has detenido a pensar que el perro es un animal que no tiene que trabajar para ganarse el sustento? La gallina tiene que poner huevos, la vaca dar leche y el canario cantar. Pero el perro se gana la vida sólo con demostrar su cariño por el dueño. Continuar leyendo


Opta por la fe y no por el miedo


Cuando estaba muy pequeño y mis padres me tomaban en sus brazos, venían hermanos y les decían: “cuando crecen es el problema”. Fui creciendo y cuando ya era casi un adolescente: “ya verá que a esa edad son tremendos los jovencitos, ya lo verán”. Luego fui creciendo y esas predicciones jamás pasaron, soy una persona, gracias a Dios, que nunca ha desfallecido en el camino de la búsqueda de Dios.

Mis padres decidieron no permitir que esos miedos despertaran. En cambio ellos despertaron su fe. Ellos no esperaron que sus hijos causaran problemas, esperaron que se destacaran. Esperan que hagan grandes cosas con sus vidas. Continuar leyendo


El Envidioso


Envidiar es una emoción que no sólo implica anhelar lo que la otra persona tiene, querer estar pasando por la misma circunstancia que el otro; el acto de envidiar implica mucho más: te coloca en un plano de continua insatisfacción y de queja permanente. La envidia nace de la sensación o de la creencia de que nunca voy a tener lo que el otro posee.

Son emociones que lentamente nos destruyen, sin darnos cuenta de que la procesión va por dentro.

Reyerta, incomodidad, rabia y ahogo son sentimientos con los que nos encontramos al pensar que no hemos alcanzado lo que otros sí tienen.

Podemos envidiar un carro, un cuerpo espectacular, una casa hermosa, una inquebrantable salud, un cargo de jerarquía, un buen esposo, una mujer atractiva e inteligente, las habilidades de un amigo y muchas cosas más. Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: