Archivo de la etiqueta: oración

El Romance con Dios


OrarLa palabra oración ha llegado a ser una palabra negativa. ¿Por qué lo digo? El ministerio de oración es uno de los que menos le interesa a la gente participar. Regularmente el culto de oración son de los menos concurridos. Si digo que predicaré acerca de la oración, en lugar de atraer, ahuyentaré a la gente. Como siempre, hay más de una razón por la cual la oración se ha hecho algo negativo.

  • La repetición, sin saber nunca cuántas veces hay que repetirle a Dios lo mismo para que nos escuche.
  • La falta de respuesta a muchos de nuestros pedidos (según Santiago), porque pedimos mal.
  • Creer que orar es pedir y pedir.
  • Pedir cosas que Dios espera que las hagamos nosotros.
  • Pedir cosas que ya Él prometió darnos.
  • No recibir las cosas necesarias para la vida, porque no buscamos primero su reino. Continuar leyendo

Muy complicado lo queremos hacer


¿No te has fijado que muchas veces las situaciones en la vida son mucho más sencillas de resolver, pero que no las vemos así ya que nos hemos enfrascado en determinadas maneras de pensar o hacer? La solución a muchos problemas de matrimonio está a un “Te amo, de corazón perdóname”, o a un “Mi amor, acepto que me equivoqué, te pido perdón”, muchas veces la solución a problemas laborales es tan simple como dejar de perder el tiempo en llamadas largometrajes en horas de trabajo, en dejar de ver el correo electrónico cada minuto o dejar de llegar tarde. Muchas veces la solución a esas complicadas situaciones que hemos creado  como fumar, emborracharse, las aventuras fuera del matrimonio, ver pornografía y muchas otras más,  radica en solamente nosotros. Radica en que si de verdad tenemos un deseo genuino de salir delante de ese barranco que nosotros mismos hemos cavado muy profundo.

Siempre recordaré las palabras de un ex jefe que me dijo: Mucho análisis trae parálisis. ¡Cuán ciertas son esas palabras en la vida diaria! Le queremos encontrar que ni mil patas al gato, queremos inventar antes la máquina teletransportadora, queremos ir a Júpiter y regresar antes de resolver nuestros problemas sencillos, pero complejos en nuestra mente. Muy complicado lo queremos hacer, pero ¿por qué?

Hagamos un alto en nuestra vida y volvamos a lo básico, a lo puro, a lo no corrupto o adulterado. Volvamos al perdón sincero, volvamos a la humildad y aceptar nuestras faltas, volvamos al abrazo, volvamos al “te amo”, volvamos al llorar de arrepentimiento, volvamos a Dios.

La comunicación con Dios puede cambiar tu realidad, puede cambiar tu situación de salud, laboral, sentimental y familiar. Volvamos a lo básico, volvamos a la comunión entre nosotros. Ya no hagamos las situaciones más complicadas de lo que realmente son.

Hechos 2: 42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

Por Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


A %d blogueros les gusta esto: