Archivo de la etiqueta: orgullo

¿Qué dice tu página llamada ENERO?


Escribir tu vidaEstamos a prácticamente 3 días para terminar el primer mes de este año nuevo 2014. Ya una página de 12 está a punto de ser impresa en el árbol de tu vida.

¿Qué dice esa página que tiene por título Enero? Algo te puedo decir, vacía no está. Algo debes de tener y es por eso que hoy escribo estas líneas. Haz el ejercicio de leer las notas que tus decisiones han escrito en tu vida. Después de todo es tu vida y no la de otro.

¿Estás caminando viendo hacia el pasado? ¿estás recorriendo el 2014 pensando en los pasos que diste o no diste en 2013? Para avanzar irremediablemente debes de enfocarte en el presente y tener una visión de un futuro prometedor. Que el pasado solo sirva para recordarte de las decisiones que trajeron bienestar a tu vida; pero también para traer a memoria aquellos errores y no volverlos a repetir. Continuar leyendo


Desmayan delante de nosotros


Si hago la pregunta ¿Cuántos cristianos han sufrido discriminación por parte de las personas que no son cristianas? Creo que la mayoría levantaría la mano y diría que ha sido víctima al menos en una ocasión de bromas, comentarios o acciones discriminatorias debido a nuestra elección de servir y seguir a Jesús.

Yo se lo que significa ser un niño, un joven y un adulto cristiano. Tuve la oportunidad de nacer en un hogar con padres cristianos y se que la vida fuera de casa para un cristiano es bastante fuerte, tanto así que pocos llegan a adultos para contarlo. En el camino han desfallecido muchos que eran cristianos cuando joven, víctimas de la presión de los amigos que decían que ser cristianos es algo anticuado y aburrido, claro en otras palabras. No falta el comentario que dice “yo no soy tonto para ir a la iglesia y que me roben el dinero con los diezmos y ofrendas”, “para que el pastor se compre un carro nuevo mejor no voy a la iglesia” y cosas por el estilo. Continuar leyendo


Sabemos más de “Pitbull” que de Jesús


Si te lees los 18 versículos del primer capítulo del libro de Josué, encontrarás una frase que sin duda te llamará la atención “Esfuérzate y sé valiente”.

Todo aquel que haya leído la historia de Josué sabrá que el reto que tenía por delante, de conquistar la tierra, era muy grande y complicado, tomando en cuenta que el pueblo de Israel no era precisamente un pueblo de guerreros. Venían de una esclavitud de muchos años en Egipto y por si esto fuera poco, muchos de los que estaban vivos en ese momento antes de conquistar habían nacido en el desierto y no sabían más que caminar en ese lugar.

A pesar del gran reto de estrategia y táctica militar para la conquista, al leer bien el capítulo uno, parece ser que el meollo del asunto no era precisamente el de la guerra contra los habitantes de aquellas tierras; sino más bien el tema más importante en sobremanera era de no apartarse ni adiestra ni a siniestra de la Ley que Dios le había dado a Moisés, su antecesor. Continuar leyendo


Conduce tu Noviazgo como Dios manda


Miles y miles de parejas se divorcian todos los años. En los últimos tiempos, millones de personas se dieron por vencidas y rompieron los lazos matrimoniales.

Es más, en algunos lugares hay más divorcios que matrimonios cada semana. Los hogares se están desintegrando. Las madres están abandonando la lucha y los padres están desertando.

Por cada hogar que se destruye por medio del divorcio y separación, hay niños que aprenderán lo que significa estar heridos y cómo odiar. Cada uno de estos chicos y chicas querrán vengarse de este mundo por esa realidad que les tocó vivir.

Es muy probable que esa razón por la cual, mientras tu lees esta reflexión, centenares de personas serán robadas, violadas, golpeadas y hasta asesinadas por los hijos de esta clase de hogares.

Creo que ahora he llamado tu atención acerca del por qué Dios está interesado en lo que respecta al matrimonio.

Algunos “iluminados mentales” han salido con una solución: si los matrimonios son tan complejos y confusos, ¿por qué no descartarlos? ¿por qué no simplemente botar todo eso del matrimonio? ¿por qué no viven los dos simplemente a manera de prueba, y si no logran entenderse, se separan, sin que queden vínculos ni responsabilidades? Continuar leyendo


Las consecuencias del orgullo


Estoy leyendo el libro que a nadie le gusta leer o que pocos le hacen caso, estoy hablando del Apocalipsis o Revelaciones. Todo el libro está lleno de metáforas, simbolismo y tramas cargadas de actos sin precedentes. En el capítulo 16 me llamaron la atención dos pequeños versículos el 10 y el 11, donde habla de siete ángeles y sus respectivas copas. Si bien es cierto no te quiero hablar de los significados de cada copa ni mucho menos, sino más bien de las ¡tremendas! consecuencias del orgullo de un ser humano.

Esa frase “mordían de dolor sus lenguas” me ha cautivado y creo que jamás se me olvidará. ¡Hasta donde es capaz el ser humano de sufrir por el orgullo! llegar al punto de morderte la lengua del puro dolor, y después maldecir a Dios, todo por no ceder un espacio en sus ideas y munditos diminutos y minúsculos.

El orgullo es un tremendo defecto que puede acarrearnos mucho dolor, mucho sufrimiento y hasta la muerte. El hombre muchas veces prefiere morir o quedarse solo en vez de aceptar sus errores, o darse por vencido. Hay personas que saben que hacen mal, saben que lo que hace les perjudica a ellos mismos, pero no paran de actuar de esa manera tan desacierta por el simple y sencillo hecho de no doblegarse, de no mostrar debilidad ante el vecino, amigo o prójimo. Continuar leyendo


Dios sabe lo que te conviene, tú no


Una de las personas que nos hace más daño en nuestra vida somos nosotros mismos. Sin conocimiento culpamos primero al mismo diablo, al amigo, a las circunstancias, a la iglesia, al pastor y hasta hemos llegado al extremo de echarle la culpa de las metidas de pata a Dios.

Debes de tener claro que Dios te creó, Él te conoce mejor que nadie y obviamente sabe lo que te conviene. Pero conforme vamos creciendo esa verdad va marchitando en nuestra mente pero sin perder su veracidad en la realidad. El hecho que nosotros tendamos a actuar conforme a nuestros ideales, no quiere decir que es el buen camino y que la voluntad de Dios está con nosotros.

La mayoría de los problemas que hemos o estamos viviendo son resultado de no hacer lo que nos conviene y hacer lo que no nos conviene. ¿Por qué sucede esto? la respuesta es hasta un tanto simple y retadora: ignoramos a Dios en las decisiones de la vida. Pero me dirás “¿yo? jamás he ignorado a Dios y nunca lo haré”, pueda que tengas razón que en tu corazón no exista esa rebeldía pujante; sin embargo tu vida espiritual lleva años en un estancamiento y poco a poco entiendes menos el lenguaje espiritual, ya se te olvidó, ya no entiendes los mensajes discretos de Dios, ya no haces caso a los “silbos apacibles”, te has vuelto tardo para oír. Continuar leyendo


Setenta veces siete


Lo tienen todo, dinero, autos lujosos, mansiones, ranchos playeros, vacaciones anuales donde quieran, buenos hijos, y todo lo que se pueda imaginar en esta vida para disfrutarla al máximo. Hay personas que tienen esto y mucho más pero no tienen paz en su corazón, no han perdonado a su padre, a su madre, a su hermano, a un amigo o su propia pareja. Continuar leyendo


Todo me es lícito pero no todo me conviene


Creo que todos y cada uno de nosotros hemos escuchado la frase “Yo hago lo que se me ronca la gana” al dar a entender que la persona es libre de hacer lo que ella quiera, cuando quiera y como quiera. Si bien es cierto hay leyes, pero cada uno toma la decisión de respetarlas o no, por lo tanto al final viene siendo casi lo mismo, que la gente hace lo que se le venga en gana hacer. Continuar leyendo


¿Cristinos o Cristianos?


Desde pequeños hemos estado relacionados con la frase que nos decían (y nos siguen diciendo) nuestros queridos padres: “Tienes que dar el ejemplo”. Lo único que se trataba todo esto era de poner en alto donde quiera que fuéramos el apellido de la familia, que todos se den cuenta que soy un “Castillo”, un “Martínez”, un “Hernández”, un “Palacios”. Resulta paradójico que muy pocos dieron el ejemplo y poner en alto el apellido o la trayectoria de la familia, muy pocos se acordaron de sobresalir de los demás con cosas buenas como el mejor record de notas, el mejor portado, el más disciplinado; y muchos eligieron sobresalir de los demás a través de la fama que daba ser el peor portado, el que más materias reprobaba, el que fumaba, el que más palabras decía o el (o la) que había tenido relaciones sexuales. Continuar leyendo


¿Qué venga un muerto para que te diga qué hacer?


En el capítulo 16 de Lucas se nos cuenta la historia de un rico que todos los días ofrecía banquetes exquisitos a sus amigos, un día se murió y desde el Hades vio a Abraham y le dijo que por favor enviara a un mensajero a la casa de su padre para que persuadirá a sus 5 hermanos y evitar su sufriera como él en el lugar de tormento donde estaba. La respuesta de Abraham fue dura pero clara, a Moisés y a los profetas tienen, que les hagan caso a ellos. Entonces el hombre rico le respondió que había más posibilidad que sus hermanos le creyeran a un muerto que los llega a persuadir para que se arrepientan que a los profetas. Volvió Abraham a responderle claramente: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: